El encuentro de dos viejos amigos

García Sánchez recibió el premio Rafael Azcona del Octubre Corto

E. PASCUALARNEDO.
El encuentro de dos viejos amigos

«Rafael me educó en lo racional, en lo necesario para el día a día; y yo a él, que era un tipo cojonudo pero que iba de independiente, de escéptico, le saqué su franja inédita, al Rafael Azcona progresista». Eran los recuerdos entre ácidas sonrisas que el director José Luis García Sánchez compartió ayer al momento de vivir el homenaje del Festival de Cine Octubre Corto de Arnedo representado en recibir el premio que creó y lleva el nombre del genial guionista riojano, su compañero durante más de veinte años, quince películas y otras decenas de proyectos.

Abrumado y emocionado, sí, pero también consciente de que «los homenajes son intentos de homicidio», el director salmantino se mostró muy agradecido por el primer reconocimiento de este tipo que recibe. Y lo agradeció sobre todo porque vio que el festival arnedano guarda la esencia que es «la única salida que tiene el cine hoy en día». «No estamos dispuestos a tolerar que se acabe el cine», enarboló como arenga durante toda la jornada rodeado de colegas y amigos.

La amistad fue la base de la fructífera y extensa colaboración entre García Sánchez y Azcona. «Era una persona adorable, aunque algo huraño y ponía barreras pues tenía una gran y justificada desconfianza por el comportamiento de los sentimientos -recordó entre sonrisas armadas de nostalgia-. Pero al final de su vida, precisamente en el homenaje que le rindió Octubre Corto, me dijo que después de tanto tiempo ya podíamos considerarnos amigos».

Sánchez, en esencia

Otro amigo de ambos, Bernardo Sánchez, ha sido el encargado de dar forma al primer libro dedicado al director salmantino, 'José Luis García Sánchez: sardinas, truchas y tiburones', publicado por Ediciones Aborigen -surgida de la asociación organizadora del festival-. «Es un índice-carné sobre José Luis, su trabajo y su persona, que es todo lo mismo, que pone en manos del lector 50 años de cine, más de treinta películas y una onda expansiva que le lleva a estar en cada ángulo del cine español», describió.

La presentación de este volumen prologado por la cantante Ana Belén y la sobremesa redonda en el Teatro Cervantes en la que participaron colegas y amigos como Roberto Bodegas, Ángel Harguindey, Luis Alegre, Bernardo Sánchez, Juan Gona, Agustín Sánchez Vidal y Ana Marquesán dieron calor a la entrega del Premio Rafael Azcona, un homenaje que terminó con sabor: una degustación sorpresa de truchas como guiño a la película con la que ganó el Oso de Oro en Berlín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos