Vuelve el toreo al Arnedo Arena

La Comisión ha programado un intenso fin de semana con tres ganaderías con encanto: Yeltes, Prieto de la Cal e Ibán

PABLO GARCÍA-MANCHAARNEDO.
El matador de toros José Ignacio Sánchez es el representante de los novillos de esta tarde. ::                             L.R./
El matador de toros José Ignacio Sánchez es el representante de los novillos de esta tarde. :: L.R.

Los aficionados a los toros tienen este fin de semana una cita con las tres últimas novilladas de la feria del Zapato de Oro de Arnedo. Tres festejos repletos de interés en los que destacan sobremanera la presencia de tres ganaderías de enorme prestigio: Pedraza de Yelyes, esta tarde; Tomás Prieto de la Cal, mañana; y la triunfadora de los últimos años, la escurialense de Baltasar Ibán. Es decir, tres platos fuertes para comprobar si alguno de los nueve novilleros que restan es capaz de disputarle a Conchi Ríos el Zapato de Oro.

Hoy el cartel es de sumo interés, ya que debuta en La Rioja una divisa de recentísima creación pero que cuenta sus tardes por triunfos. Pedraza de Yeltes es propiedad de Luis Uranga, expresidente de la Real Sociedad, y que se embarcó en este proyecto junto a su hermano y José Luis Rodríguez Frutos. Fue en 1989 cuando adquirió junto a su familia la finca salmantina Pedraza de Yeltes, donde a partir del 2006 comenzó la cría de bravo después de adquirir diversas puntas de eralas y sementales, en el 2006, 2007 y 2008, a la ganadería de El Pilar, precisamente con la que se inauguró hace dos años el Arnedo Arena. Uranga y sus socios han confiado la dirección del hierro al exmatador y actual director de la Escuela Taurina de Salamanca, José Ignacio Sánchez. Entre los novilleros de hoy sobresalen el mexicano Sergio Flores, que ha impactado en Madrid, y el ganador del Zapato del año pasado, Alberto López Simón, que viene con afán de repetir sus éxitos del 2010. Cierra la terna Luis Gerpe.

Mañana debutan en este coso los toros vazqueños de Tomás Prieto de la Cal, una de las ganaderías más exclusivas del campo bravo, ya que es casi la última representante de una estirpe de toros casi desparecida. Además, la belleza y el colorido de estos novillos se adueñará de la plaza. El domingo es el fin de fiesta con los toros de Baltasar Ibán, una divisa que se ha llevado los dos últimos premios de Arnedo.