Faustino compra a la cooperativa de Haro un tercio de la cosecha a 70 céntimos el kilo

La operación, que supone 1,86 millones de kilos, se completa con otros 200.000 de uva blanca a 0,57 euros

A. GILLOGROÑO.
Imagen de la bodega principal del Grupo Faustino en Rioja, en la localidad de Oyón. ::                             J. RODRÍGUEZ/
Imagen de la bodega principal del Grupo Faustino en Rioja, en la localidad de Oyón. :: J. RODRÍGUEZ

El mercado interno vitivinícola comienza a moverse según avanza la vendimia y lo ha hecho con una importante e interesante operación suscrita por uno de los grandes grupos bodegueros de Rioja con la cooperativa Virgen de la Vega de Haro. En medio de rumores que vuelven a tirar por debajo del coste de producción el precio de la uva para la presente campaña, el Grupo Faustino ha movido ficha con una gran operación (1,3 millones de litros de vino tinto, que se traducen en casi 1,86 millones de kilos de uva, prácticamente un tercio de la cosecha) a 0,70 euros el kilo, es decir, claramente por encima de la media pagada en las últimas campañas y más allá también de los costes de producción. Así lo confirmaron ayer a Diario LA RIOJA fuentes del sector.

La operación, que implica la transformación del vino por parte de la cooperativa, se ha firmado a un precio de 0,985 euros por litro de vino y se ha completado con la adquisición por parte de Faustino de 200.000 kilos de uva blanca a 0,57 euros el kilo (en este caso el rendimiento se eleva hasta los 9.000 kilos por hectárea, por lo que supera también con creces el coste de producción).

El contrato, al igual que sucedió el año pasado con algunas operaciones suscritas por grupos importantes de la Denominación, invita a levantar el ánimo de un sector, el de los viticultores, castigado en las últimas campañas por la crisis y los bajos precios de la uva.

Ahora está por ver si otras bodegas van a seguir la línea de Faustino o se confirman las entregas a precios bajos o, incluso, muy bajos temidas por los viticultores. De hecho, es el caballo de batalla de las organizaciones agrarias que, por un lado -en el caso de los grupos de COAG- se manifestaron el pasado viernes reclamando precios dignos para la uva y el vino y por otro, el de Asaja, que organizó una mesa redonda para reclamar responsabilidad a las bodegas y evitar la quiebra del modelo actual de contención de rendimientos.

En este sentido, Asaja advirtió que hará públicos los nombres de las bodegas que compren por debajo del precio de producción con la intención de que los consumidores acaben penalizándolas. La operación de Faustino parece responder a la petición de «responsabilidad» hecha por Asaja y COAG.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos