ARAG-Asaja advierte a las bodegas de que el presupuesto del Consejo se negocia cada año

Javier Rubio denuncia que no se ha suscrito ni un contrato tipo y sugiere el veto a las cuentas del 2012 de la institución

ALBERTO GIL ,LOGROÑO
Rubio, presidente de ARAG (c), entre Melitón dePablos y José Antonio Torrecilla // S.T./
Rubio, presidente de ARAG (c), entre Melitón dePablos y José Antonio Torrecilla // S.T.

Nueva vendimia convulsa. En concordancia con los rumores y sin ninguna operación significativa de compra de uva por el momento, al menos que haya podido confirmar este periódico, las expectativas para la campaña 2011 no son mejores que las de los últimos años. La organización agraria mayoritaria de Rioja, ARAG-Asaja, ha convocado para el próximo día 10 una mesa redonda en Logroño con el fin de debatir sobre el futuro y el presente de Rioja y para «trasladar a la sociedad en general y a los viticultores en particular lo que se negocia en el Consejo y en la Interprofesional».

Son palabras de Javier Rubio, que el próximo día 10 hará un año que asumió la presidencia de Asaja, cargo que 'estrenó' con una movilización de viticultores en la que participó su sindicato: «No sirvió para nada y lo que pretendemos es, con otra línea de acción como es la información, poner de manifiesto cuál es la situación real y reclamar a las bodegas el mismo compromiso y responsabilidad que los viticultores han demostrado».

En este sentido, Rubio recuerda que «Asaja apoyó los presupuestos del Consejo Regulador el año pasado y pactó un contrato tipo que, por las noticias que tenemos, ni una sola bodega ha suscrito». «Todos los años se negocia el presupuesto y enseguida toca el del 2012, así que lo que pedimos a las bodegas es la misma responsabilidad que ha demostrado nuestra organización históricamente». Rubio descarta calificar de amenaza la advertencia, pero insiste en poner de manifiesto que «una parte del sector no aguanta, así que no queda otro remedio que revisar el modelo y tomar medidas porque los viticultores no estamos dispuestos a ser esclavos de las bodegas».

Poner dinero y ganar menos

El presidente de Asaja asegura ser «consciente» de que las empresas no pasan momentos boyantes y de que, a pesar de que las ventas de vino evolucionan de forma razonable, «los márgenes se han estrechado»: «El problema -explica- es que en el caso de los viticultores llevamos ya tres años, cuatro en el caso de los cooperativistas y cosecheros, poniendo dinero de nuestras casas para continuar la actividad, mientras que las bodegas siguen trabajando con márgenes, aunque más estrechos, pero de beneficios».

Javier Rubio prevé momentos difíciles en las próximas negociaciones del Consejo que, además de los Presupuestos, tiene pendiente también para febrero del próximo año la renovación de la representatividad de las organizaciones y la elección de presidente: «Asaja, como ya hicimos en la anterior ocasión, presentará un candidato del sector productor sí o sí y luego veremos qué es lo que sucede porque son necesarios 150 votos, pero ahora mismo lo que se está jugando es la supervivencia de los viticultores y del propio vino de Rioja, lo que es mucho más importante».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos