España certificará su clasificación en Logroño

Del Bosque está inquieto con la defensa: desde la final del Mundial ha recibido 17 goles en 13 partidos

Silva, Pedro y Fábregas celebran el gol decisivo del jugador del Barça ante Chile. ::
                            EFE/
Silva, Pedro y Fábregas celebran el gol decisivo del jugador del Barça ante Chile. :: EFE

La selección española podrá certificar su clasificación a la Eurocopa 2012 en Logroño. Es que la República Checa cumplió ayer su objetivo de no perder con Escocia en el Grupo I de clasificación y logró un sufrido pero valioso empate en la recta final que casi les confirma para la repesca. Con este resultado, España se clasificaría directamente para la Eurocopa 2012 de Ucrania y Polonia el próximo martes si gana a Liechtenstein en el campo municipal de Las Gaunas.

No obstante, Vicente del Bosque está inquieto, y no ya por las secuelas que pudiera dejar en la selección la escalada de conflictos entre Real Madrid y Barcelona, cuyos jugadores se unieron en la barriobajera pelea final ante los chilenos y remaron en la misma dirección. Al seleccionador le inquieta, sobre todo, la vulnerabilidad de la 'La Roja', que sufre desequilibrios y desajustes desde el título mundial conseguido en Sudáfrica. Existe riesgo de enfermedad porque el equipo está bajo de defensas.

Pese a la enorme remontada firmada en la segunda parte ante Chile, a la descomunal actuación de Iniesta, al gran momento de Cesc y al orgullo y espíritu ganador del bloque, España no despejó en Saint Gallen las dudas que le persiguen desde la conquista del título universal. Desde la inolvidable noche del Soccer City de Johannesburgo, la selección ha recibido 17 goles en 13 partidos, aunque bien es verdad que ocho llegaron en los penosos amistosos ante Argentina y Portugal. Lejos queda la fiabilidad de la zaga en la Eurocopa, con solo tres goles recibidos, y en el Mundial, cuando la selección se coronó porque encajó apenas dos goles.

«No se puede jugar peor que al principio. Chile nos puso en serios apuros por la falta de actividad defensiva de la selección en la primera parte. La reacción nació porque recobramos la concentración e intensidad atrás. A partir de ahí, nos sentimos más seguros y jugamos mejor». El técnico salmantino no puso paños calientes tras el amistoso agridulce y evitó entrar a valorar la bronca final con el argumento de que «son cosas del fútbol que se quedan en el campo».

Lecturas fáciles

Del Bosque evitó caer en la lectura fácil y fue al fondo del problema. Nada de considerar que esa lamentable bronca muestra que madridistas y barcelonistas están reconciliados y que el equipo es una piña en la que todos los jugadores se defienden como hermanos. Cabe interpretar que Arbeloa se pegó por Iniesta y Busquets, por Arbeloa, pero también concluir que unos y otros reinciden en comportamientos macarras que atentan contra la imagen del fútbol español.

Sin Puyol no es lo mismo. Las lesiones del veterano central azulgrana han hecho mella en la selección y han roto la fiable pareja que formaba con Piqué, por debajo de su nivel sin el 'jefe' al lado y ahora también de baja. En el eje de la zaga existe una merma que llevó al técnico a ensayar incluso con Javi Martínez ante los chilenos de Borghi. Un experimento que no salió bien pero demostrativo de que los jóvenes Domínguez y Botía, campeones de Europa con la sub-21, todavía no están capacitados para ser relevos de garantías.

Por más que Del Bosque asegure que puede volver a convocarle en cualquier momento, la etapa de Marchena en la selección tiene pinta de haber concluido. El central sevillano ni siquiera es titular en el Villarreal. Raúl Albiol, otra opción, tiene el hándicap de que es suplente en el Real Madrid. Y no parece que su situación vaya a cambiar este curso con Mourinho. Si aparece algún lateral de garantías, todo apunta a que Sergio Ramos será el elegido para ocupar esa posición si Puyol no vuelve por sus fueros. Busquets podría jugar de central, como en el Barça, pero sería más una emergencia que una solución porque Del Bosque le considera imprescindible como ancla en el centro del campo.

España también sufre en los laterales, sobre todo el izquierdo, ya que en el otro flanco Iraola y el joven Martín Montoya pueden reemplazar a Ramos. En la izquierda, Capdevila ya es historia, y más después de que el Benfica no le haya inscrito para la 'Champions', y Del Bosque prosigue la búsqueda. Arbeloa cumple pero no le convence para esa posición y Nacho Monreal no acaba de reivindicarse. Por el horizonte asoman José Enrique (Liverpool) y José Ángel, ex del Sporting fichado por la Roma de Luis Enrique.

Hay más debates abierto, además del de la zaga. El duelo ante Chile reabrió el asunto de si Busquets y Xabi Alonso tienen que jugar juntos, si se complementan o si en ocasiones ocupan el mismo espacio y dificultan, además, la aparición de Xavi. En la segunda mitad Del Bosque prescindió del donostiarra, y la selección creció. Pero sobre todo fue porque Iniesta, irremplazable, destrozó a los sudamericanos, tal y como reconoció Borghi.

Discusiones al margen, la selección descansó ayer y hoy preparará el encuentro oficial ante Liechtenstein, que disputará el martes en Logroño, con una doble sesión preparatorio en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Liechtenstein llega a Logroño esta tarde La selección de Liechtenstein, rival de España el próximo martes, llega a la ciudad de Logroño esta tarde. Los del Principado aterrizarán en el aeropuerto de Agoncillo sobre las 13.30 tras un vuelo chárter procedente de Suiza y se trasladarán en autobús al hotel donde se quedarán durante los próximos días, el AC Rioja. La plantilla comerá en el hotel para luego descansar unas horas antes del entrenamiento vespertino.

Las previsiones son que el equipo centroeuropeo se ejercite por la tarde, en torno a las 18.00 horas, en las instalaciones del Mundial 82.

Para mañana, 24 horas antes del choque, la idea de los responsables de Liechtenstein es entrenar en doble sesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos