El último aliento de 'La Gaviota'

La propiedad de la antigua fábrica solicita la licencia de derribo de las naves aún en pie

C. GUARDAMINO
Instalaciones de La Gaviota // C.G./
Instalaciones de La Gaviota // C.G.

El Ayuntamiento de Haro ha dado luz verde a la solicitud de la empresa Riojana de Barricas S.L. para el derribo de los pabellones todavía existentes de la antigua fábrica de productos de caucho y goma José de la Cruz S.A., más conocida por el nombre de 'La Gaviota'.

La demolición de las grandes naves que aún se mantienen en pie de la que en otro tiempo fue una próspera industria jarrera se acometerá próximamente, una vez finalicen los trámites necesarios para poder comenzar los trabajos. La solicitud de derribo fue recibida de forma positiva por el Ayuntamiento de Haro, que abordó el asunto en el seno de una de las últimas juntas de gobierno celebradas. «Se trata de una actuación que era necesaria y cuanto antes se lleve a cabo, mejor», afirma el primer teniente de alcalde, José Ignacio Asenjo.

Los edificios, ubicados en el cerro de Santa Lucía, bajo los depósitos de agua de la ciudad, se encuentran en un avanzado estado de deterioro, fruto del abandono y los incendios que han tenido lugar en su interior en los últimos años. De hecho, el hundimiento parcial de una de las naves del complejo industrial originó la intervención del Ayuntamiento a finales del 2009 para que Riojana de Barricas procediera a su demolición en un plazo de quince días «a consecuencia del peligro que entrañaba».

No obstante, el resto de pabellones permanecieron tal y como estaban, si bien se tapiaron todos los accesos a los edificios para evitar la entrada a los mismos. Pronto ya no quedará rastro de ellos ni de 'La Gaviota'.