Un 'Echaurren', dos hoteles

El hotel de Ezcaray suma a su oferta tradicional otras seis nuevas habitaciones destinadas a clientes de corta estancia Inaugurada la ampliación recién acometida en el establecimiento

J. ALBOEZCARAY.
Sanz, Capellán, familia Paniego y trabajadores del Echaurren. ::                             ALBO/
Sanz, Capellán, familia Paniego y trabajadores del Echaurren. :: ALBO

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, inauguró ayer la ampliación que la familia Paniego-Sánchez ha llevado a cabo en el ezcarayense hotel 'Echaurren', obras que han emprendido con el objetivo de amoldarse a las nuevas tendencias turísticas, sin perder su esencia ni tampoco a sus clientes tradicionales.

Un «cambio tranquilo», lo definió Francis Paniego, «que sea capaz de retener a nuestros clientes de siempre y que, a la vez, permita captar a ese cliente nuevo que ve La Rioja como un destino perfecto para estancias en 'puentes' o fines de semana; un nuevo cliente que viaja más deprisa, que apenas pernocta una media de dos noches y busca disfrutar de la gastronomía, las bodegas y del paisaje que Ezcaray y La Rioja ofrecen».

En esta primera fase de un proyecto que esperan culminar en el año 2012 se han abierto seis nuevas habitaciones, todas ellas dotadas de cama de gran tamaño, minibar gratuito y servicio de habitaciones. Algunas tienen ducha doble y jacuzzi. «Se trata de un hotel -dijo Paniego del 'nuevo Echaurren'- que cumple con gran parte de los requisitos que un hotel de cinco estrellas precisa, pero eso, de momento, no es prioritario. De momento seremos un hotel 'multiestrella' y, de igual manera que ofrecemos dos formas de comer, ahora pretendemos ofrecer también dos maneras de disfrutar del hotel». El afamado cocinero se refería a la estrella Michelín y dos soles Repsol de 'El Portal del Echaurren', restaurante que fue objeto de una profunda remodelación durante el pasado invierno, como poco antes se reformara, también, la planta baja, cafetería y la recepción.

Ezcaray, un «campo base»

«Si la situación económica nos lo permite continuaremos con la reforma -otras seis habitaciones-, con la idea de terminar por completo para el 2012 y, a partir de ahí, promocionar la marca 'hotel Echaurren' como un hotel gastronómico e intentar que sea un referente en lo que a hotelería se refiere, tanto en La Rioja como, por qué no, en todo el norte de España», señaló Paniego, que incluyó en sus propósitos el objetivo de «reivindicar Ezcaray como un campo base ideal para disfrutar de la gastronomía y del turismo enológico».

Por su parte, Pedro Sanz destacó la apuesta de la familia Paniego-Sánchez «por la innovación, conservando el sabor de lo antiguo, de la calidad y de la excelencia para ofrecer lo mejor al turista que viene a La Rioja y a Ezcaray». El presidente de La Rioja calificó al 'Echaurren' como «referente en la hostelería de la región», y, en una suerte de eslogan improvisado que vinculó a las obras acometidas indicó que, «para comer bien y para dormir, hotel restaurante Echaurren».