El rugby logroñés tendrá casa propia

El Mundial'82 se transformará para convertir su campo artificial en un recinto exclusivo para el deporte del oval

M.G.LOGROÑO.
Fotomontaje de cómo quedaría el nuevo recinto del Rugby Rioja, el primer campo exclusivo para este deporte en La Rioja. ::
                             L.R./
Fotomontaje de cómo quedaría el nuevo recinto del Rugby Rioja, el primer campo exclusivo para este deporte en La Rioja. :: L.R.

Ha sido un largo peregrinaje en sus casi 30 años de historia, pero el rugby logroñés, y por extensión riojano, tendrá casa propia a partir e septiembre. Será en la orilla norte del Ebro, escenario de sobra conocido ya que allí se han vivido muchos partidos. En Las Norias, en el Adarraga,... antes de emigrar a El Cortijo o a La Laboral. No han sido los únicos ambientes, pero el Rioja, solitario club que ama el oval en esta comunidad, podrá disfrutar de una nueva instalación en el Mundial'82 que comenzará a usarse en septiembre.

«Era necesario un nuevo recinto porque La Laboral se quedaba pequeña. Hemos sido pacientes y ahora somos agradecidos. Dado que estamos en elecciones es bueno destacar que el campo es una realidad y no una idea programática», apuntó Augusto Miralles, delegado de la Federación Española en La Rioja y directivo del Rugby Club Rioja.

No le falta razón, pues en periodo electoral todo es posible. Atilano de la Fuente, edil de deportes, dejó claro que las obras del nuevo campo se ejecutarán en julio y agosto. Un recinto de césped artificial que sustituye al actual e incluso será más grande (122x75 metros), lo que obligará a derrumbar parte de los actuales vestuarios. Esta primera fase, que contempla además el cerramiento de los bajos de la grada del campo de fútbol para su uso como almacén contempla una inversión total de 495.000 euros.

«El consejo de administración de Logroño Deporte ya ha aprobado esta actuación y ya se conocen las bases tanto del pliego como de la dirección de obra. En breve se publicará en el BOR para la apertura de propuestas. En septiembre estará al servicio del Rioja», comentaba Atilano de la Fuente.

Hace ya mucho tiempo que el Ayuntamiento intenta encontrar el escenario adecuado para este deporte. Se había pensando en Prado Viejo, donde los equipos inferiores del Rioja ya venían ejercitándose. Finalmente, se ha optado por una decisión que contempla en el futuro la inclusión de esta instalación dentro de Las Norias. José Luis Gilabert, gerente de Logroño Deporte y muy aficionado al rugby, ha sido uno de los grandes defensores del proyecto.

El plan, no obstante, es más ambicioso, ya que contempla una segunda fase de obras en la que se construirá una grada en el lateral sur (paralela a la existente) y el aprovechamiento de los bajos para la construcción de vestuarios. «El rugby logroñés bien se lo merece, por lo que ha crecido en los últimos años, por lo que ha trabajado y por la paciencia que ha tenido en su demanda», sentenció De la Fuente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos