La Rioja Baja será este año la protagonista

La Vuelta a La Rioja cumple su 51ª edición y viajará por La Rioja Baja, penetrando en Navarra y Álava, para recorrer 193,2 kilómetros

CARLOS FERRER C. F.LOGROÑO. LOGROÑO.
Imagen de la edición de la Vuelta a La Rioja del pasado año. ::                             JUSTO RODRÍGUEZ/
Imagen de la edición de la Vuelta a La Rioja del pasado año. :: JUSTO RODRÍGUEZ

El recorrido más largo de toda España en carreras de un día, según dijo el organizador de la ronda, será el que afronten los 96 corredores que tomarán la salida en la Vuelta a La Rioja 2011, que cumple su quincuagésima primera edición y que va a tener a La Rioja Baja como gran protagonista de la misma.

Francisco Iglesias, acompañado por el director general de Deportes de la Comunidad, Marcos Moreno, y por el concejal de deportes del Ayuntamiento de Logroño, Atilano de la Fuente, fue desglosando en su presentación los aspectos más interesantes de lo que va a ser la ronda riojana en la jornada del día 24 de abril.

Tras indicar que «las Instituciones siguen siendo la piedra angular en la Vuelta», Iglesias apuntó que este año «hemos conseguido dos nuevos patrocinadores privados, hemos mejorado nuestra página web y nos hemos introducido en las redes sociales, con lo que esto supone de innovación y de puesta al día en el plano tecnológico, que pensamos que va a venir muy bien a nuestra organización».

Poca montaña y mucho aire

Iglesias desgranó el recorrido de esta edición, que deja a un lado La Rioja Alta y los Cameros, por una vez, para adentrarse en lo que es un típico recorrido por La Rioja Baja, aunque sin pasar por lugares carismáticos como pueden ser Arnedo o Alfaro, que quedan a un lado del paso de los ciclistas.

Un recorrido en el que sólo hay tres puertos, unas tachuelas de Tercera Categoría, como son los altos de Villarroya, Labraza y Moncaletre, los dos últimos muy cerca de la meta, que puede ofrecer situaciones especiales según se haya ido desarrollando la carrera.

Tudelilla, donde se disputará el primer Esprint Especial de la jornada se suma en esta ocasión al paso de la Vuelta poco antes de iniciar el ascenso al primer puerto de la jornada, el de Villarroya. Después de pasar por Grávalos, Aldeanueva de Ebro, Autol, Calahorra y El Villar de Arnedo, los ciclistas pedalearán por tierras navarras y alavesas, pasando por Lodosa, Viana, Moreda, Barriobusto, Yécora y Oyón para llegar a Logroño después de 193,2 kilómetros.

12 equipos de 8 corredores

El secretario general del Club Ciclista Logroñés, indicó que se ha previsto la participación de doce equipos a razón de ocho corredores cada uno, por lo que tomarán la salida 96 ciclistas. Habrá dos formaciones pro-tour, cinco profesionales y otros cinco profesionales continentales. Participan los siete equipos españoles y cinco extranjeros.

Y con respecto al uso del 'pinganillo', Iglesias dijo que «acataremos lo que nos diga la UCI a ese respecto. En cualquier caso, si no se puede usar, no esperamos ningún plante de los equipos».

El Club Ciclista Logroñés siempre ha trabajado con la espada de Damocles de los presupuestos sobre su cabeza. Ha ajustado al máximo el tema del dinero, porque se trata de una Comunidad pequeña que no puede ofrecer excesivas muestras de calor económico a los organizadores.

En esta ocasión, se han ido a los 145.000 euros, 3.000 más que en la edición del año pasado. Francisco Iglesias indicó que el motivo del aumento de ese presupuesto venía dado porque la prueba se celebra «el Domingo de Resurrección. Los hoteles tienen unos precios para esos días, en plena temporada alta, y han hecho que se eleve dicho presupuesto».

En ese presupuesto también se incluye la refinanciación de la deuda del club con los bancos con el fin de terminar de pagar dentro de tres años los créditos concertados. «En cuanto a los corredores, estamos al día en los pagos. No le debemos dinero a nadie», concretó el director general de la Vuelta.

Fotos

Vídeos