Lucas Rodríguez publica el libro de poesía 'El imperio del CO2'

D.M.A.LOGROÑO.
Lucas Rodríguez publica el libro de poesía 'El imperio del CO2'

La gran ciudad (Madrid, donde reside), su deshumanización, es el tema central del nuevo libro de poesía de Lucas Rodríguez (Logroño, 1978), ingeniero de formación y profesión. «Siempre ha sido una constante en mi poesía, pero esta vez parezco menos enfadado con el mundo, y es verdad, en este poemario no hay tantos pataleos, resulta más amable pero sin perder de vista el punto de mira», explica el escritor riojano. Autor de otros libros de poesía como 'Samsara', con el que ganó la Beca Con Proyección del Ayuntamiento de Logroño, y coeditor de Delsatélite Ediciones, Rodríguez afirma que su «relación de odio-amor con Madrid se ha convertido con el paso del tiempo en algo mucho más tolerable que antes, yo me nutro de lo que veo a diario, de las ideas que pasan por mi cabeza mientras subo las escaleras mecánicas del cercanías de Recoletos... No sé si me sería lo mismo en cualquier otra ciudad, quiero creer que sí». En 'El imperio del CO2', que ha sido publicado en formato de cuadernillo por la editorial zaragozana Comuniter, la urbanidad choca con la soledad del individuo. El amor no correspondido también es un en el libro, junto con cierto desengaño, o desprecio, por el prójimo. «No estoy en contra del ser humano, estoy en contra de las estupideces que cometemos, solo las 'pequeñas' cosas como el amor, el sexo, la literatura, etc. nos salvan de ser mecanismos destructivos para con el resto», explica Lucas Rodríguez.

Por otra parte, la temática amorosa, «el amor, es lo que nos salva del calvario de vernos en ocasiones allí donde no queremos estar haciendo lo que no queremos hacer. Es por esto que es parte importante del libro, sobrevivir en el sacro santo imperio del CO2 se hace más llevadero con la personas adecuadas a tu lado», confiesa Lucas, que afirma que, para él, «la poesía es un reflejo de la realidad que vivo y, al mismo tiempo, una vía de escape. Amo escribir en la oficina y soñar despierto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos