«Es horrible pero es una obra de interés general y con declaración de utilidad»

Patricio Capellán Alcalde de Haro

A. GILLOGROÑO.

El alcalde de la localidad de Haro, Patricio Capellán, admite que la colocación de las torres eléctricas en el entorno de los montes Obarenes es «horrible, ya que afecta a uno de los sitios más bonitos del pueblo», pero alega también sus limitaciones: «Qué fuerza tiene un alcalde, y más a toro pasado, ante una obra de interés general y con declaración de utilidad pública».

Capellán anima a las bodegas, comerciantes, hosteleros, viticultores y vecinos -que espontáneamente se posicionaron públicamente contra la línea de Red Eléctrica ante Diario LA RIOJA- a «hacer causa común» y promete que «contarán con el apoyo del Ayuntamiento hasta donde la ley nos lo permita, incluso con un pleno si así lo solicitan».

En este sentido, Patricio Capellán no duda en calificar de «barbaridad paisajística, y más en el siglo XXI, las torres fantasmas que se han instalado sobre algunos de los viñedos históricos». El alcalde de Haro insiste en que «cuando tenemos competencia, como es en el caso de otra línea eléctrica que pasaba por terreno urbano, hemos presentando alegaciones y conseguido que se reconsidere el proyecto, pero en este caso hemos visto la magnitud de la línea eléctrica cuando se han ido levantando las torres en los últimos meses».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos