El nuevo Bulli será una fundación creativa

El mejor cocinero del mundo da un paso más allá en su revolución con la creación de un espacio para las ideas Ferran Adrià presenta en Madrid Fusión, su nuevo proyecto: «Habrá riesgo, libertad y toda la creatividad del mundo»

PABLO GARCÍA MANCHAENVIADO ESPECIAL A MADRID.

Ferran Adrià conmocionó ayer Madrid Fusión con su antológico anuncio del nuevo Bulli, en concreto de 'elBullifoundation', un espacio arquitectónico que albergará una fundación que se articulará en los terrenos del Cap de Creus, en la ya mítica Cala Montjoi, abrazando el actual edificio y reinventándose desde la libertad y la creatividad el concepto de restaurante para transformar todo el nuevo proyecto en un lugar para «pensar qué vamos a hacer. Antes de poner en marcha cualquier idea hay que darle vueltas, hay que valorar; los nuevos platos surgen en la cocina, pero antes existe un momento creativo primordial y es exactamente ésa una de las razones por las que queríamos alumbrar esta idea con forma de fundación».

Adrià lo dijo sin rodeos: «Habrá riesgo, libertad y toda la creatividad del mundo. Por ello no habrá horarios, ni reservas, ni ninguna suerte de rutinas. 'elBullifoundation' es sinónimo de libertad para crear», enfatizó ante el abarrotado auditorio lleno de periodistas llegados de todo el mundo y multitud de cocineros que han encontrado en el maestro catalán la referencia vital de su estilo ante los fogones gracias a sus aportaciones filosóficas y revolucionarias técnicas.

Para presentar todo el proceso arquitectónico, Ferran Adrià se hizo acompañar por el el arquitecto Enric Ruiz Geli, quien apoyándose en diferentes audiovisuales explicó detenidamente todo el desarrollo orgánico de la obra: «Teníamos varios conceptos claros desde el principio ya que estábamos en un parque natural, en un espacio único y en un proyecto que superaba cualquier cosa que habíamos realizado antes».

Proyecto orgánico

En este punto, Adrià matizó que había tenido la oportunidad de trabajar con muchos de los mejores arquitectos del mundo, pero «siempre estaba callado». «Ahora -agregó- he participado en todo, en una idea que era orgánica desde el primer momento, donde van a tener cabida cocineros, filósofos, pensadores, científicos, publicistas.... Vamos a hacer que la cocina sea el nuevo », dijo el cocinero catalán, que se definió al final de su presentación como uno de los «embajadores de la marca España y de la marca Cataluña en el mundo».

La fundación, tal y como explicó Adrià, posee tiene dos objetivos fundamentales: «Será el archivador del restaurante donde organizaremos todo nuestro fondo documental, tanto digital como de objetos; y en segundo lugar, será un referente de creatividad, con la idea de crear y después compartir todos los hallazgos en Internet, en la nube de la red».

La razón por la que Adriá ha elegido el modelo de fundación la explicó tirando de su biografía: «He sido un hombre con suerte, la cocina me lo ha dado todo y de alguna manera ahora llegaba el momento de devolver algo a la sociedad. Quiero crear un proyecto en el que, a través de la creatividad, pudiéramos alimentar la rueda de la excelencia: apostar por el talento significa crear riqueza y puestos de trabajo, y además con gente de aquí, con empresas de España».

Sobre esta fundación Adriá creó un 'faq' con las principales cuestiones: «La intención es que se pueda venir con un sistema de visitas concertadas y en unos meses concretos. Estamos trabajando en la idea, puesto que nos gustaría acoger al máximo de personas, siempre, una vez más, que este flujo no distorsione el trabajo diario». Y matizó que no será una escuela: «Aspiramos a enseñar a pensar, a ayudar a pensar, ya que la actitud y la mentalidad adecuada son las que permiten crear de manera positiva y provechosa».

El propio cocinero explicó que él y Juli Soler serán los patrones de la Fundación. Su hermano Albert Adrià también se encuentra en el proyecto, así como las personas que desde hace años forman el núcleo duro de el Bulli. Sobre la puesta en marcha del centro, dijo que se producirá a lo largo del 2014, aunque no hay una fecha concreta y no es posible saber ahora si será hacia principios o mediados de ese año. «Todo dependerá de las obras», concluyó.