«Estudiamos la radiación cósmica para saber más sobre el origen del universo»

La queleña Leticia Pérez es una de las ingenieras en la ESA de los satélites 'Herschel' y 'Planck', que estudian el origen del universo y las galaxias

PABLO GARCÍA MANCHALOGROÑO.
Colocación del 'Upper Panel Closure', en el satélite Planck. ::                             AGENCIA ESPACIAL EUROPEA/
Colocación del 'Upper Panel Closure', en el satélite Planck. :: AGENCIA ESPACIAL EUROPEA

El lanzamiento de los satélites Herschel y Planck ha sido la mayor misión científica de la Agencia Espacial Europea (ESA) jamás emprendida. Planck lleva en su interior dos instrumentos diseñados para la detección de la radiación cósmica de fondo del universo (CMB) y la medición de sus fluctuaciones. Esta radiación contiene información sobre el estado del universo unos 380.000 años después del 'Big Bang', y ahora se están conociendo los primeros resultados. Pues bien, en el núcleo de esta misión se encuentra la ingeniera queleña Leticia Pérez Cuevas.

- ¿Qué papel desarrolla en esta apasionante empresa de la ESA?

- Soy la responsable técnica por parte de la Agencia Espacial Europea del instrumento de baja frecuencia -LFI-, una tecnología que está en el límite de los recursos disponibles. También formo parte del equipo de integración y ensayo de los instrumentos, del sistema de enfriamiento y del satélite en su conjunto.

- ¿En qué se diferencia el Planck de los satélites lanzados anteriormente para estudiar cuestiones similares?

- La mayor diferencia estriba en la precisión de sus mediciones. Los detectores de los instrumentos son tan sensibles que pueden detectar variaciones de temperatura en el orden de millonésimas de grado. Además de eso, cuenta con un gran telescopio capaz de captar un mayor número de frecuencias que en misiones anteriores, con lo cual obtenemos tanto mayor cantidad de información como más nítida. Es como la resolución de una fotografía, buscamos una mayor nitidez e información en los detalles.

- Para comprender cómo se formaron las estrellas y las galaxias después del 'Big Bang' los astrónomos tratan de encontrar en la radiación fósil las huellas de los primeros gérmenes de materia que permitieron su creación. ¿Cómo las rastrea el Planck?

- El 'Big Bang' fue una gran explosión que liberó una enorme cantidad de energía. Debido a la expansión del universo, la energía liberada durante la explosión del 'Big Bang' se expande, se difumina y el universo se va enfriando; de hecho, la temperatura del universo lejano está en torno a los tres grados Kelvin, unos 270 grados bajo cero. Los dos instrumentos del Planck (LFI, Instrumento de Baja Frecuencia y HFI, Instrumento de Alta Frecuencia) captan esas frecuencias o señales de micro-ondas del universo. Como la señal remanente de esa explosión es tan débil, la más mínima perturbación de los instrumentos introduciría un ruido en la medida que sería superior a la señal que intentamos analizar. Por este motivo los instrumentos se enfrían a temperaturas cercanas al cero absoluto, eliminando así los efectos térmicos en los circuitos electrónicos de medida.

- El satélite ya ha capturado otra radiación difusa importante, el fondo cósmico infrarrojo, que es algo así como la luz emitida por todas las galaxias desde su formación. ¿En qué consiste?

- En el universo existe lo que se llama el gas y el polvo interestelar. Algunas teorías afirman que las estrellas se forman detrás de estas nubes. La radiación de infrarrojo en el fondo cósmico se cree que proviene de las emisiones del polvo cósmico presente en el universo temprano. Detectar y analizar sus características proporcionaría información importante sobre la formación de las estrellas en esos primeros momentos del universo. Como en otros casos, las mediciones deben realizarse mediante satélites ya que gran parte de las emisiones en el infrarrojo lejano son absorbidas por la atmósfera terrestre.

- ¿Supone una emoción especial trabajar en algo así?

- Sí, claro. Es una experiencia fantástica no sólo a nivel profesional sino también personal. Es el proyecto científico estrella de la Agencia y tuve la suerte de contar con un gran equipo de trabajo. Desde el grupo de científicos hasta los ingenieros y técnicos distribuidos por casi todos los países de Europa. El momento del lanzamiento fue muy especial. Todo el esfuerzo de tantos años de trabajo sale al espacio, ya no hay vuelta atrás ni posibilidad de corrección, se nota la emoción en las caras. Cuando llegan las primeras señales es cuando uno se da cuenta finalmente de lo que se ha logrado.

- ¿Qué es para usted el universo?

- Es el lugar al que pertenecemos, en el que vivimos, pero lo desconocemos casi todo de él.

- ¿Existe la eternidad?

- Si pensamos en la eternidad como un tiempo sin principio ni fin, y si aceptamos la teoría del 'Big Bang' como el origen, entonces el tiempo tiene un inicio. Si se refiere a una creencia en el más allá... no lo sé.