Más que un museo

La instalación ofrecerá información para descubrir el mundo del vino y conjugará la divulgación con un apartado lúdico La obra del Centro de Cultura del Rioja finalizará en mayo

M. J. LUMBRERASLOGROÑO.
Obras, ayer, en el futuro Centro de Cultura del Rioja. ::
                             A.IGLESIAS/
Obras, ayer, en el futuro Centro de Cultura del Rioja. :: A.IGLESIAS

El Centro de Cultura del Rioja tendrá su parte expositiva basada, sobre todo, en las posibilidades que ofrece la tecnología, pero no será un museo, indicó ayer la responsable de definir los contenidos de esta instalación, Teresa Marot, quien en su currículum tiene trabajos como el Museo Dinastía Vivanco. Ofrecerá, además, información que permita descubrir «el mundo que no podemos meter dentro del edificio» y sacar partido de los recursos exteriores. Habrá vino-bar, que posibilitará, por ejemplo, la interacción con el mundo de la gastronomía y tienda. Y si se busca ofrecer servicios al visitante aunando la divulgación y lo lúdico, también pretende resultar útil al logroñés y a sus vecinos a través de un programa de actividades cuyas posibilidades son infinitas, indicó Teresa Marot. «Se puede tocar una infinidad de temas, desde los históricos a los químicos», agregó.

Marot compareció acompañada del concejal del área, Ángel Varea, y del arquitecto responsable del Centro de la Cultura del Rioja, Jesús Marino Pascual.

Pascual indicó que la obra de esta infraestructura va en plazo, es decir, su finalización está prevista para mayo, si bien a partir de ese momento han de comenzar otras tareas relacionadas con el proyecto museográfico. La estructura de las fachadas está prácticamente terminada a falta de sus revestimientos, diferentes en función del uso concreto del espacio, dado que conviven viviendas junto a la Casa de la Virgen, en la que se rehabilitarán los pilares y su balcón en la esquina, sin olvidar el botellero gigante que seguramente se convertirá en el símbolo del edificio.

Varea insistió en que el Centro de la Cultura del Rioja se ha convertido ya «en una realidad que se puede tocar». «Es una apuesta de la que nos sentimos orgullosos», zanjó el concejal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos