Las últimas zancadas del año

Diversas localidades riojanas cerraron la jornada con carreras populares cada vez más numerosas

LA RIOJALOGROÑO.
La participación fue muy numerosa en Cenicero. ::                             J.R.FRÍAS/
La participación fue muy numerosa en Cenicero. :: J.R.FRÍAS

Desde La Rioja Alta hasta la Baja, distintas localidades riojanas cerraron el año con una prueba atlética de carácter popular. Lo hizo Haro, recuperando así una tradición que había perdido; lo hizo también Santo Domingo o Cenicero y este año se sumó también la pequeña localidad de Herramélluri, que quiso aprovechar la carrera para dotarla de un carácter reivindicativo y solicitar así la declaración de bien de interés cultural para la ciudad romana y berona de Libia, que se asienta en su término municipal, informa Javier Albo.

En La Rioja Baja, Calahorra volvió a revivir la San Silvestre más antigua de La Rioja con salida y llegada en la sede del organizador, el Polideportivo Juventud, y convocó a 550 deportistas, informa Luis Javier Ayensa. También Alfaro, informa Ernesto Pascual, o Arnedo, en la que Javier Bazo se impuso en la carrera de los mayores, informa Valvanera Sanz, tuvieron su carrera.

En el cinturón metropolitano de Logroño, Lardero y Villamediana también celebraron sus pruebas. Lardero lo hizo a media tarde con una presencia masiva de atletas menores de edad como preludio a la carrera absoluta. La jornada deportiva del día de San Silvestre se cerró, en La Rioja, en Villamediana de Iregua. La APA del colegio Gonzalo de Berceo organizó las distintas carreras que culminaron con la prueba senior -con presencia de federados-, con el tiempo justo para acudir a la mesa y sentarse a cenar.

Fotos

Vídeos