El premio a la excelencia en el estudio

Educación entrega los galardones a los mejores alumnos del curso pasado

L. J. R.LOGROÑO.
Foto de familia de los alumnos que ayer recibieron los galardones de los premios educativos convocados durante el 2010. ::                             ALFREDO IGLESIAS/
Foto de familia de los alumnos que ayer recibieron los galardones de los premios educativos convocados durante el 2010. :: ALFREDO IGLESIAS

Ellos son los llamados a liderar la nueva sociedad riojana. Al menos, de momento. Quizá no sean los más listos, pero seguro que son los que más trabajaron durante el curso pasado. Y ese trabajo diario, ese esfuerzo, tiene recompensa. Ayer, 28 alumnos que completan sus estudios en La Rioja recibieron de manos del consejero de Educación, Luis Alegre, y del director general de Universidades y Formación Permanentemente, Abel Bayo, los galardones de los diferentes premios educativos convocados en el 2010.

«Este acto es un reconocimiento público a estos jóvenes, que son lo más representativo de nuestra juventud riojana», puso de manifiesto Alegre, al referirse a los estudiantes que se han hecho acreedores de los premios extraordinarios de ESO, Bachillerato y Formación Profesional, además de los que participaron en el concurso hispanoamericano de Ortografía; en las olimpiadas autonómicas, nacionales y europeas de Física, Química, Matemáticas y Economía; y en el concurso de Primavera Matemática.

Los premios extraordinarios de Formación Profesional fueron para María Yolanda Escolar, Centro Paula Montal de Logroño; y Carlos Enrique Quemada, del Centro Sagrado Corazón de Logroño. En Educación Secundaria los mejores expedientes fueron los de Pablo Iruzubieta Agudo y Daniel Nieto, del IES Inventor Cosme García de Logroño. En Bachillerato, los premios fueron para Leyre Leunda, del IES Inventor Cosme García; e Inés Muro García, del IES Tomás Mingot.

Junto a ellos estaban los alumnos que han participado en las olimpiadas de diferentes áreas del conocimiento y que han 'paseado' su currículo además de por diferentes capitales españolas, por Perú, Panamá, Tokyo, Zagreb...

Física, aeronáutica...

¿Qué futuro les espera a estos brillantes alumnos? De momento, un porvenir repleto de ilusiones. Físico, astrofísico, matemático, aeronáutica son algunas de las profesiones con que los premiados sueñan. De hecho, alguno de ellos ya están en universidades de toda España. «Para ellos, las palabras de esfuerzo y superación no suponen interrogante alguno. Lo practican a diario y trabajan en el incremento y la búsqueda permanente del conocimiento», resaltó Alegre.

Un reconocimiento que todos agradecieron y que, reconocen, no es por haberse convertido en una parte más del mobiliario de las bibliotecas, sino por saber compaginar estudios y ocio diariamente y en la dosis precisa.