El contrato de la discordia

PABLO G. MANCHA
El contrato de la discordia

Manuel Martínez Erice, apoderado de Alejandro Talavante y empresario de la plaza de toros de Las Ventas, manifestó durante la pasada feria de San Mateo que su torero jamás había llegado a un acuerdo con Manolo Martín, empresario de la plaza de Alfaro, para actuar ante toros de Baltasar Ibán, tal y como se reflejaba en los carteles anunciadores de la feria. El mismo Martínez Erice se comprometió a presentar el contrato para que los lectores de este periódico «conocieran la realidad de los hechos y que los toros pactados eran los de Martín Lorca».

En el correo electrónico enviado, Martínez Erice explica que «como quedamos, le mando el contrato de Alejandro Talavante para la actuación de Alfaro. Como se puede comprobar la parte de la empresa está sin rellenar, el motivo es el siguiente: los apoderados enviamos los documentos a las empresas de esta manera y ellos deberían rellenarlo, firmarlo y devolvérnoslo, cosa que nunca hacen. Pero éste es el contrato que el empresario tuvo que utilizar para obtener los permisos correspondientes para la celebración del festejo».

La concejala de festejos del Ayuntamiento de Alfaro, Visitación Sáenz, mostró su sorpresa a Diario LA RIOJA tras recibir el documento que ilustra esta información: «En principio me parece algo increíble, pero antes de tomar alguna decisión voy a esperar a hablar con Manolo Martín para conocer su versión de los hechos».

Manolo Martín, dos días antes de la feria, le dijo a la concejala que Alejandro Talavante había dicho que no vendría a Alfaro si no se cambiaban los toros de Baltasar Ibán, que eran los anunciados en los carteles, pero que por lo que señala este documento, no eran los mismos que había pactado con el propio torero. El empresario, sin dar los motivos ni a los medios de comunicación ni a los aficionados, cambió la corrida anunciada y al ruedo de la ciudad de las cigüeñas saltó el día 16 una corrida muy mal presentada de astados de Martín Lorca y Martín Escribano.