El Ejecutivo regional clausura desde el jueves los asadores en zonas de ocio

Medio Ambiente activa pasado mañana el plan de máximo riesgo de incendios forestales, al que destina más de 300 personas y una veintena de vehículos

J. I. GASCOLOGROÑO.
El Ejecutivo regional clausura desde el jueves los asadores en zonas de ocio

En alerta máxima ante el fuego. El Gobierno de La Rioja destinará más de tres centenares de personas a la prevención y extinción de incendios forestales durante este verano, cuyo periodo de máximo riesgo se pone en marcha pasado mañana, jueves, y permanecerá activado hasta el 15 de octubre.

«Es necesario limitar y reglamentar el uso del fuego como herramienta para eliminar residuos agrícolas y forestales, así como la de aquellas actividades que pueden suponer un riesgo de incendio en las épocas de mayor peligro, con el fin de eliminar peligros y prevenir de este modo su inicio», explicaron a Diario LA RIOJA fuentes de la Consejería de Medio Ambiente del Ejecutivo regional, que destacaron «el riesgo que los incendios forestales constituyen tanto para personas y bienes como para el medio natural».

Ni fuegos ni cohetes

Durante la época de alto riesgo y en las zonas de peligro se prohíbe el empleo del fuego y artefactos de cualquier tipo que puedan producir incendios, incluso en zonas recreativas y de acampada en los lugares habilitados para ello, salvo que se realicen en instalaciones cerradas por los cuatro costados y bajo un techo con matachispas; y el lanzamiento de cohetes, globos o artefactos de cualquier clase que contengan fuego. Por ello, los asadores al aire libre ubicados en las zonas de ocio riojanas serán clausurados el jueves.

Desde Medio Ambiente se destacan algunas excepciones, como en cascos urbanos, jardines y parques periurbanos, donde podrá autorizarse la realización de fogatas al aire libre, en lugares acondicionados para ello, siempre que se encuentren dotados de una franja perimetral de seguridad de 15 metros de anchura y a más de 5 metros de distancia de árboles o arbustos. Además, podrá autorizarse la celebración de espectáculos o festejos con elementos pirotécnicos al aire libre siempre que no tengan lugar en municipios considerados de riesgo de incendios.

Un mal 2009

El pasado año no fue bueno para La Rioja en cuanto a la estadística de los siniestros forestales. El fuego afectó a 340 hectáreas de superficie forestal, aunque el 75% de la superficie calcinada se localizó en los incendios que un pirómano provocó en Ezcaray. Según ha podido saber Diario LA RIOJA, la Guardia Civil continua todavía las investigaciones para dar con el autor de los incendios en la sierra de la Demanda de Ezcaray.

Las causas de los incendios durante el pasado año fueron el factor humano en el 80% de los casos. Además, el 61% de los fuegos forestales fueron debidos a quemas intencionadas.