El Ministerio convalidará la reducción de rendimientos antes del 1 de agosto

El MARM dice ahora que no es necesaria la aprobación previa del pliego de condiciones por Europa como sostenía hace un mes

ALBERTO GILLOGROÑO.
Viñedos en Navarrete. ::                             JUSTO RODRÍGUEZ/
Viñedos en Navarrete. :: JUSTO RODRÍGUEZ

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino convalidará el acuerdo de reducción de rendimientos amparados de cara a la próxima vendimia, al margen del pliego de condiciones que Rioja debe enviar a Bruselas. Así lo confirmaron ayer los servicios jurídicos del Consejo Regulador a las asociaciones del sector en un pleno extraordinario y en contra de lo que hace apenas unos meses defendía el departamento que dirige Elena Espinosa.

En este sentido, la directora general de Industrias Agroalimentarias, Isabel Bombal, envió a principios del mes pasado una carta al Consejo Regulador en la que advertía de que cualquier modificación reglamentaria para la reducción de rendimientos amparados era necesario el envío y la aprobación previa del denominado 'pliego de condiciones' de la Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja por parte de Bruselas de acuerdo con la nueva Organización Común de Mercados (OCM).

La carta sembró la alarma, puesto que se condicionaba a la aceptación del pliego (las normas de funcionamiento, producción y elaboración de la denominación de origen) por parte de las autoridades comunitarias el cambio de reglamento necesario. Así las cosas, la cuestión debía solucionarse en tiempo récord, ya que para el 1 de agosto debía estar aprobada la modificación reglamentaria para dar cobertura a las normas de vendimia pactadas en el acuerdo de marzo y que difieren sustancialmente con las que aún siguen en vigor, que establecen el rendimiento mínimo y máximo amparado en el 100% y no dejan margen a la producción excedentaria, salvo el 10% de la reserva de regulación. Sin embargo, ayer el Consejo Regulador informó de que, después de varias consultas, el Ministerio ha cambiado de parecer y que sería posible aprobar una orden ministerial con la modificación reglamentaria sin el paso, antes supuestamente preceptivo, por Europa.

Esta nueva situación soluciona la incertidumbre sobre los plazos para aplicar las normas de campaña, según confirmó ayer el propio presidente del Consejo Regulador, Víctor Pascual: «Está claro que el Ministerio y su directora general han mostrado una gran voluntad de colaboración y una sensibilidad tremenda». «Ahora -añadió- hay que ver las fechas, pero el hecho de que el envío del pliego a Bruselas, como nosotros siempre hemos defendido, no sea preceptivo a los cambios que necesitamos, nos permite ser optimistas».

Discrepancias

Otras fuentes del sector señalan que las discrepancias, ya casi históricas desde la aprobación de la Ley del Vino del 2003, entre el Consejo Regulador y el Ministerio sobre el pliego de condiciones siguen siendo importantes, especialmente en lo que se refiere a cómo plasmar legalmente el funcionamiento de los órganos de gestión y de control de la Denominación (la separación de funciones), por lo que hubiera sido imposible elevar a Europa un pliego de condiciones pactado con Isabel Bombal, antes de agosto.

De momento, Rioja tiene de plazo, como el resto de denominaciones de origen, hasta diciembre del 2011 para enviar el pliego a Bruselas y negociar tranquilamente la discrepancias con el Ministerio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos