'Ius sanguinis' y herederos ideológicos del fascismo europeo

Fundado hace cinco años a partir de la extinguida Alianza por la Unidad Nacional y de la Asociación cultural Rey Sisebuto, Alianza Nacional se confiesa «heredera ideológica de los fascismos europeos». Autodefinido como movimiento ideológico y social que pretende la revolución nacional, aboga por la desaparición del sistema monárquico en favor de una república social.

El partido ultraderechista defiende el fin del Estado de las autonomías, la salida de España de organismos internacionales «ajenos a los intereses de nuestro pueblo» y la nacionalización de la banca, del sector energético, de las grandes superficies y de los 'trust'.

Defensores de la imposición del 'ius sanguinis' (derecho de sangre) «como criterio para adquirir la nacionalidad, así como la revocación de la ciudadanía a aquellos individuos que no sean asimilables por su estirpe o mentalidad dentro de la comunidad nacional», entre sus campañas figura una con el lema de 'Español parado, inmigrante expulsado'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos