Historia y naturaleza por el valle del Alhama

El paseo cultural entre el balneario de La Albotea y Aguilar del Río Alhama reunió ayer a 426 personas

SANDA SAINZ
Este año se ha inaugurado un nuevo acceso al camino por un lateral del balneario de La Albotea. ::
                             SANDA/
Este año se ha inaugurado un nuevo acceso al camino por un lateral del balneario de La Albotea. :: SANDA

Ayer se celebró la VIII edición del paseo cultural por el camino verde entre el balneario de La Albotea y Aguilar del Río Alhama. El primer grupo en llegar procedía de Arnedo. A las 10 horas, y tras pasar por el puesto de control de la organización (Fundación Caja Rioja), comenzó el recorrido.

Además del autobús de Arnedo hubo otro de Alfaro y cuatro procedentes de Logroño. Dos de ellos trasladaron a la gente de la comarca y a los que habían acudido en sus vehículos desde Aguilar hasta las inmediaciones del balneario. Incluso se presentó una cuadrilla de Santo Domingo de la Calzada.

En total participaron 426 personas a las que hubo que añadir otras 40 que, por la lluvia, decidieron no realizar el camino pero sí estuvieron en la comida popular.

La lluvia no impidió la presencia de gente de todas las edades, familias e incluso alguna que otra mascota. La noche anterior llovió bastante y al inicio del paseo cultural chispeaba, pero una hora después el sol se abrió paso en el encapotado cielo por lo que el recorrido se hizo más agradable.

El camino, de 13,5 kilómetros, transcurrió sin dificultad por cortados rocosos y la fértil huerta del Alhama. La primera parada se realizó en Cervera, donde había un punto de avituallamiento. Luego los participantes se dirigieron al Pozo Largo antes de llegar al yacimiento arqueológico de Contrebia Leucade, donde quien quiso puso asistir a una visita guiada por los arqueólogos que trabajan en las excavaciones dirigidas por José Antonio Hernández Vera.

La marcha continuó por Inestrillas hasta el municipio de Aguilar. Allí se pudo visitar el centro de interpretación de Contrebia Leucade. La comida estaba prevista en las piscinas de Aguilar, pero la zona se encontraba mojada por la lluvia y para evitar problemas si empeoraba el tiempo la organización decidió trasladarla a la cochera de autobuses de la empresa ARASA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos