«Doña Letizia es transparente y eso ayuda al retratista»

Dany Virgili Fotógrafo de la Casa Real«Detrás de las fotos de los Príncipes hay más de mil horas de trabajo», asegura el artista

ARANTZA FURUNDARENA
«Doña Letizia es transparente y eso ayuda al retratista»

«Perfeccionista hasta el límite, yo creo que a veces ve cosas que el ojo humano ni percibe». Así retrata al retratista Dany Virgili (Barcelona, 1961) su mujer y colaboradora, Elita Muiños. Virgili es el autor de las nuevas fotos oficiales de los Príncipes de Asturias. Una tranquila charla con él y su esposa en su estudio aclara cualquier sombra sobre su trabajo.

- Un retrato oficial no es una naturaleza muerta, pero a veces mata la naturalidad.

- ¿Le parece que los Príncipes no están naturales en sus retratos de civil? Nosotros los vemos supernaturales, con una confianza en sí mismos tremenda, simpáticos y maduros.

- ¿Le costó mucho trabajo retratarlos así?

- Para conseguir no el diez sino el once, que es lo que yo busco -el retrato excelente-, tienen que sumarse un montón de factores. Recuerdo que cuando hice las fotos de los Reyes un diario las llamó instantáneas. ¿Instantáneas? Unas fotos oficiales que van a ser la representación de la imagen de nuestros monarcas en el mundo entero no pueden ser instantáneas. Hay un trabajo previo de preparación, de análisis, de estudio de luz, de vestuario... Nosotros trabajamos con dobles de luz. Antes de hacer la foto allí ya la tenemos hecha en el estudio. Detrás de estos retratos a los Príncipes yo diría que hay más de mil horas de trabajo.

- Creo que ve usted caras por todas partes...

- Son 'karas', como yo las llamo, que voy encontrando en rocas y piedras. Con ellas preparo una exposición inspirada en los Caprichos de Goya. Esto de ver caras es una obsesión. De niño, estaba en misa y en los nudos de la madera de los bancos ya veía caras. Durante un año, cada día fotografié la tostada que luego desayunaba y ahí se veían cientos de caras.

- ¿El Photoshop mejora o mata el auténtico retrato?

- Es una herramienta tan poderosa que sería absurdo no utilizarla. Pero sin caer en el abuso. ¿Sabe lo primero que me dijo la Reina cuando la fotografié? Me vino a decir: «No quiero que me quites las arrugas, que lo mío me ha costado tenerlas». Ellos son los personajes más fotografiados de España. Si yo les cambiara la cara, lo comentaría todo el mundo.

- La Princesa Letizia transmite mucha determinación.

- Es que tiene las ideas muy claras. A mí me impresionó. Es de trato muy fácil; una de las personas más directas que he conocido en mi vida. Y totalmente transparente. Eso facilita mucho la labor del retratista.

- ¿Cansado de aclarar que no ha empleado la misma cara del Príncipe para las tres fotos en las que posa de militar?

- Es que es tan absurdo... Teniendo a nuestra disposición todo el tiempo necesario, ¿cómo íbamos a recurrir a algo así?

- Pero es notable la precisión de don Felipe a la hora de posar.

- Es una persona muy acostumbrada a que la fotografíen. Se ha visto mil veces y se conoce muy bien. No sé quién ha dicho que se nota que es la misma cabeza por el brillo en los ojos. ¡Qué tontería! Las tres imágenes tienen el mismo brillo en los ojos porque la fuente de luz está situada en el mismo lugar y él tiene más o menos el mismo ángulo. Pero cambian las cejas, el mentón...

- ¿Ha conocido a alguien que pose con esa exactitud?

- La Reina. Posa de una manera fantástica y sonríe con mucha naturalidad. El rostro de la Reina y el del Príncipe funcionan muy bien con media sonrisa.

- ¿Es muy diferente fotografiar a un político que a un miembro de la Familia Real?

- Imagine la movida que significa entrar en palacio cargado de material, teniendo que pasar los diferentes controles, rodeado de obras de arte donde para mover una cosa de sitio casi tienes que hacer una instancia... De todas formas, lo importante es la colaboración del retratado. Y en eso la Casa Real ha sido ejemplar.

- Una revista dice que Doña Letizia posa como una modelo.

- No es cierto. Se la ve relajada, segura, muy natural, decidida y madura como Princesa. Y una modelo transmite cualquier cosa menos eso. Además, la idea inicial era precisamente que no saliera como una modelo, porque está claro que ella es muy guapa...

- ...Y sabe mirar a la cámara.

-Tiene una mirada espectacular. Mira con una fuerza y una transparencia... Su retrato es uno de los que me han dejado más satisfecho.