España inaugura el Arnedo Arena con una victoria ante Japón

Los hombres de José Venancio López aprobaron su primera prueba, ejerciendo su condición de favoritos

VALVANERA SANZARNEDO.
Unas dos mil personas asistieron ayer a la inauguración deportiva del Arnedo Arena y disfrutaron con el triunfo de España. ::
                             MIGUEL HERREROS/
Unas dos mil personas asistieron ayer a la inauguración deportiva del Arnedo Arena y disfrutaron con el triunfo de España. :: MIGUEL HERREROS

España recuperó ayer la actividad, tras su último éxito continental en Hungría donde a finales de enero se proclamó campeona de Europa. La Selección Española fue la encargada de abrir el Torneo 4 Naciones de Fútbol Sala, primera cita deportiva del recién inaugurado Arnedo Arena. A las 17.00, y después de un merecido homenaje a Javier Eseverri por su trayectoria profesional como jugador y miembro del conjunto nacional, dio comienzo el primer partido del campeonato.

Los hombres de José Venancio López aprobaron su primera prueba ante Japón, ejerciendo su condición de favoritos, pero sin embargo no todo fue liso y llano. El conjunto español llegó a esta cita con una profunda renovación en sus filas, no en vano cuatro de sus jugadores -Fabián, Pola, Héctor y Hugo- eran convocados por primera vez. Esta circunstancia quedó de manifiesto sobre todo en una primera mitad que en muchas de sus fases careció de ritmo.

La Roja dejó ver carencias en la precisión de sus pases y en la integración de algunos de sus miembros. A esto cabe añadir la más que digna actuación japonesa, entrenado por el español Miguel Rodrigo, que con un ordenado trabajo en defensa y buen poderío físico supieron maniatar el juego español, de hecho los asiáticos fueron los primeros en abrir el marcador gracias a un disparo de Takahashi ken.

Tras este chorro de agua fría los vigentes campeones de Europa se pusieron manos a la obra, y con mayor presión y velocidad en el juego comenzaron a ver los primeros resultados. Llegaron cada vez con más peligro a la meta japonesa hasta que, en el minuto 16, Álvaro puso el empate en el electrónico desde el punto de penalti.

Tras el descanso España saltó a la pista mucho más enchufada. El equipo español imprimió a su juego una marcha más y con combinaciones al primer toque y mayor acierto de cara a puerta sorprendieron a un Japón, que quedó mermado por cada tanto del conjunto nacional. De las botas de Ortiz, Charlie y Fabián salieron los tres goles que establecieron el 4-1 definitivo.

En el partido que completó esta primera jornada del torneo, Italia se impuso por 3-5 al quinteto de Rumanía.

Fotos

Vídeos