Una antena aviva la disputa de la TDT en Viniegra de Arriba

Una vecina denuncia que el Ayuntamiento le ha abierto un expediente sancionador por colocar una parabólica en el tejado de su vivienda

P. HIDALGOVINIEGRA DE ARRIBA.
Panorámica del municipio, con detalle de la parabólica en la vivienda de Encarnación al fondo. ::                             DÍAZ                             URIEL/
Panorámica del municipio, con detalle de la parabólica en la vivienda de Encarnación al fondo. :: DÍAZ URIEL

La parabólica que se eleva en el tejado del inmueble de la calle Penilla, 1 centra un nuevo capítulo de la disputa sobre la TDT en Viniegra de Arriba.

A principios de año, Encarnación Benito pensó en situar en su vivienda una antena para recibir Canal Plus, como sistema para acceder a la TDT una vez que ocurriera el apagón analógico -que se produjo el pasado día 22- y que dejó a Viniegra de Arriba sin cobertura y con la única posibilidad de ver la televisión digital si se colocaban dispositivos vía satélite. «Simplemente quería que cuando mi hijo subiera al pueblo, pudiera poner la televisión», razona Encarnación.

Sin embargo, denuncia que ha destapado 'la caja de los truenos'. El Ayuntamiento le remitió a principios de febrero una circular en la que se le informaba de que el Consistorio le abría un expediente sancionador por haber llevado a cabo las obras de colocación de una antena parabólica «sin contar con la preceptiva licencia municipal», según reza el documento.

«Para poner una antena no hace falta pedir este permiso ni en Logroño», se defiende la reprobada. En su opinión, tras el informe se esconden otros motivos que van más allá de una autorización municipal. «Es cierto que el pueblo acordó en asamblea vecinal que no se instalaran parabólicas, pero los que acudieron a la sesión son afines al alcalde o familiares», critica.

Así, expone que el alcalde, José Ignacio Pascual, pelea porque el Gobierno de La Rioja sitúe un repetidor en la localidad que reciba la señal digital y la traslade por ondas terrestres a las viviendas, en lugar de ubicar antenas en cada casa, por «intereses particulares».

«Su vivienda carece de cobertura, tanto analógica como digital, porque está bajo un monte. Por lo tanto, quiere que ubiquen un poste donde él quiera y que le cableen el municipio para que disponga de TDT», censura.

Tras colocar la parabólica y recibir la notificación del expediente, Encarnación asegura sentirse «amenazada». «En Viniegra de Arriba, ningún vecino más se atreve a situar una antena por miedo», sentencia. De hecho, señala que «no hay más, salvo una analógica en la casa de un cuñado del alcalde, desde la que el primer edil recibía la antigua señal de televisión».

«Insolidaridad»

Por su parte, el regidor alegó que la denuncia responde «a la insolidaridad demostrada por esta vecina con una decisión adoptada por todo el pueblo. No se le puede prohibir ubicar una parabólica, pero sí multarla por no haber solicitado la licencia de obras». Pascual esgrime que el repetidor que propone capta «las ondas que van por el cielo, que llegan igual a todos los puntos de la localidad, no de forma especial a mi casa».

A su vez, matiza que la decisión de oponerse a las antenas partió de los vecinos que viven de forma permanente en Viniegra, no de él.