El juez considera accidente laboral tres bajas comunes

CCOO, sindicato que ha logrado las sentencias, dice que sólo se declara el 15% de las enfermedades

M. J. GONZÁLEZLOGROÑO.

Tres empresas riojanas y las correspondientes mutuas con las que tienen contratados los servicios preventivos han sido condenadas por los Juzgados de lo Social 1 y 2 de Logroño, tras considerar en tres sentencias independientes que, en todos los casos, la incapacidad laboral de los empleados que les habían denunciado deriva de la contingencia de accidentes de trabajo.

El secretario general de CCOO en La Rioja, Koldo González, y el secretario de Salud Laboral de esta central, Juan Pedro López, dieron ayer a conocer en rueda de prensa los tres fallos judiciales que constatan, en su opinión, que «las estadísticas no muestran la realidad y muchos casos se falsean, derivándolos como enfermedad común, lo que representa una merma económica muy importante para los trabajadores afectados».

Las tres denuncias se presentaron en el 2008, de forma independiente: una contra Palacios Alimentación y Mutua Universal Mugenat, otra contra Construcciones Préjano y FREMAP, y la tercera contra Crown Bevcan y MAZ MATEPSS nº 11. En el primer caso, se trata de una mujer con el Síndrome de Raynaud (hinchazón y entumecimiento de las manos) debido a la exposición al frío. En el segundo caso, el trabajador afectado sufre una enfermedad lumbálgica. Y, por último, el tercer caso se corresponde con un hombre que padece epicondilitis, variedad de tendinitis que conlleva la inflamación de las inserciones musculares en el epicóndilo del codo.

En enero se fallaron las sentencias contra la constructora y la industria y en febrero la correspondiente con el grupo de alimentación (la empresa, según CCOO, todavía está en plazo para recurrir). En los tres casos, el Juzgado de lo Social ha fallado a favor de los trabajadores considerando que sus lesiones se pueden calificar como accidente de trabajo. Esto es, que deberían haber cobrado desde el inicio de la incapacidad el 75% de su retribución que, en algunos convenios, alcanza hasta el cien por cien.

«No hay cultura de mutua»

González animó a los trabajadores a denunciar y les instó a acudir a la mutua cuando padecen algún mal «y no al médico de cabecera que es lo más habitual». Esto conlleva, advirtió, de que sólo una de cada quince enfermedades profesionales se declare.

El líder de CCOO exigió un mayor celo inspector a la autoridad laboral, reclamó a las empresas cumplir la Ley y reivindicó «un plan de choque para aflorar las enfermedades profesionales».

Por su parte, López urgió «una reforma profunda de las mutuas».

Fotos

Vídeos