Las redes sociales, protagonistas de un cuento de Navidad en Cuenca

La furgoneta con los juguetes. /
La furgoneta con los juguetes.

Tras el robo de los juguetes de Cáritas, una campaña en Instagram recoge juguetes para tres años

J.V. MUÑOZ-LACUNACuenca

A veces las redes sociales las carga el Diablo pero en otras ocasiones desbordan solidaridad y bondad. Es lo que ha ocurrido en Cuenca tras el robo de todos los juguetes que Cáritas Parroquial del Cristo del Amparo tenía preparados para repartir a decenas de niños conquenses cuyas familias apenas tienen recursos económicos y a quienes los Reyes Magos difícilmente iban a poder visitar.

La voz de alarma saltó el viernes: delincuentes sin alma habían saqueado la furgoneta que esta ONG tenía repleta de juguetes donados por colectivos y particulares para la mágica noche de Reyes. <<No ha quedado nada>>, se lamentaba incrédulo el secretario de la Hermandad del Cristo del Amparo, Miguel Ángel Villar, que enseguida movilizó a sus compañeros para conseguir nuevos juguetes.

Juguetes por Instagram

La triste noticia se difundió rápidamente y llegó a oídos de Sally Hambleton, una empresaria del sector florista de Madrid, muy activa en la red social <<Instagram>>, con más de 57.000 seguidores. Sally estaba colaborando en otra campaña de recogida de juguetes en Madrid y, al enterarse del robo de Cuenca, decidió destinar los que sobraban de esta campaña a Cáritas de Cuenca y, de paso, hacer una llamada a la solidaridad a sus miles de seguidores.

La respuesta no ha podido ser más inmediata y masiva: cientos de juguetes -valorados en más de 5.000 euros- que se han enviado a toda prisa a Cuenca gracias a la generosidad de una empresa de transportes prestando una furgoneta para la causa. Tantos han llegado que la ONG calcula que hay para repartirlos durante tres navidades. Además, la floristería de Sally ha recogido donativos <<on line>>, algunos procedentes de otros países, que servirán para sufragar los desayunos de niños conquenses sin recursos económicos. Asimismo, parte de los juguetes recibidos se enviarán a otras organizaciones no gubernamentales que trabajan en favor de la infancia.

<<Las redes tienen mucho peligro pero pueden ser maravillosas bien utilizadas. No dejéis que os digan lo contrario>>, ha escrito Sally en Instagram en uno de sus mensajes de agradecimiento a tantas muestras de solidaridad. <<Lo hemos conseguido entre todos y espero que Sus Majestades estén contentos>>, añade esta florista, convertida estas navidades en la mejor paje de los Reyes Magos.