Mata a su pareja de un tiro y se suicida después con la misma escopeta en Granada

Efectivos de la Guardia Civil y la Policía Local, en las instalaciones del Campo de Tiro de Las Gabias, anoche. /Alfredo Aguilar
Efectivos de la Guardia Civil y la Policía Local, en las instalaciones del Campo de Tiro de Las Gabias, anoche. / Alfredo Aguilar

La Guardia Civil investiga si ha sido violencia de género o se trata de una imprudencia cometida por el hombre, que no hubiese soportado ver a la joven muerta

JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

Una joven de 21 años murió anoche de un disparo de escopeta en una de las galerías de tiro al plato del campo de Las Gabias (Granada) y el autor, de 24 años, se suicidó instantes después con la misma arma. Ambos mantenían una relación sentimental y residían en la capital granadina.

De momento no hay un pronunciamiento oficial sobre si la muerte de la joven y su pareja se debió a un accidente fortuito, al menos el de ella, o si por el contrario fue fruto de un crimen machista. IDEAL sí ha podido saber que la joven se encontraba sentada en una silla en la zona reservada para el público y acompañantes detrás de la línea de tiro y en principio el joven, con licencia de armas, ya había terminado la sesión de disparos, lo cual refuerza la teoría de que se le pudo escapar un cartucho de la recámara de la escopeta que impactara contra la joven. Una de las hipótesis que se está manejando es que el joven se acercó al lugar donde se encontraba ella, seguramente para comprobar lo ocurrido, y tras ver que ella había fallecido decidió quitarse la vida. Los dos cuerpos aparecieron muy cerca uno del otro.

El joven, aunque en su documento nacional de identidad figuraba domicilio en Granada, reside en Ogíjares donde trabajaba de repartidor con su padre. El alcalde del municipio, Francisco Plata, ha comunicado a este periódico que el fallecido era «un gran trabajador y una gran persona». De momento los dos cuerpos siguen en el Instituto de Medicina Legal pendientes del resultado definitivo de la autopsia.

Entre ambos no existían denuncias previas por maltrato. Los dos jóvenes pasaron toda la tarde de ayer en el campo de tiro de Las Gabias, donde los propios trabajadores de las instalaciones comentaron que durante la jornada vespertina se les vio bastante acaramelados, manteniendo una actitud muy pasional donde no faltaron los besos. Fue una trabajadora de este complejo deportivo quien se percató de los hechos pasadas las 20.45 horas después de ver el cuerpo sin vida de la joven y comprobar cómo el autor de los disparos se encontraba agonizando en la galería tras haber recibido un disparo. Tenía el rostro destrozado. No hubo testigos presenciales de los hechos, lo cual dificultó anoche determinar si era un homicidio premeditado o si fue un accidente, aunque las cámaras de las instalaciones podrán arrojar bastante luz sobre lo sucedido. El varón tenía licencia de tiro deportivo y solía utilizar estas instalaciones. Se supone que ella estaba acompañándolo durante la jornada de ayer.

La posición de los cuerpos, así como la trayectoria de las balas y las testificales que se tomen al entorno de los dos fallecidos podrán aportar más información para discernir si había intencionalidad para apretar el gatillo contra la joven o no. El hecho de que el fallecido mantuviera en vigor su licencia de armas descarta que pudiera tener antecedentes penales o sufrir algún tipo de problema de salud mental, lo cual le hubiera generado la retirada automática de la licencia de armas para tiro deportivo.

Los dos cadáveres de los jóvenes están desde anoche en el Instituto de Medicina Legal donde hoy les practicarán las correspondientes autopsias, que también aportarán más luz a esta investigación que instruye desde anoche un juzgado de Santa Fe, partido judicial al que pertenece el municipio de Las Gabias en cuyo término se encuentra el campo de tiro.

El recorrido penal de esta tragedia será muy corto debido a que el autor del disparo contra la joven de 20 años falleció y por tanto los cargos por estos hechos se diluyen con su suicidio. Pese a ello, hay una causa judicial abierta donde se esclarecerá si esta tragedia obedece a un crimen por violencia de género o no. La Policía Científica de la Guardia Civil continuó trabajando en las instalaciones pasadas las 00.00 horas para recabar el máximo número de pruebas sobre posicionamientos de los cuerpos, fotografías de la zona, así como la posible captación de imágenes de las cámaras de seguridad repartidas por la galería de tiro al plato.

Temas

Sucesos
 

Fotos

Vídeos