«A mi hija en el colegio la adoran»

Orgulloso. «Violeta no quiere ser lo contrario que su padre, quiere ser ella misma». :: efe/
Orgulloso. «Violeta no quiere ser lo contrario que su padre, quiere ser ella misma». :: efe

«Me fui de Chrysallis porque no quiero obligar a nadie a educar a sus hijos en la diversidad si no quiere» Nacho Vidal Actor porno

ARANTZA FURUNDARENA

«No sé de dónde ha salido mi hija», comenta riendo Nacho Vidal... Y lo dice con orgullo, por los sobresalientes que saca. Hace once años el rey del porno español tuvo un hijo y lo bautizó Ignacio, como él. Pero a los seis años, el pequeño Nacho comunicó a sus padres que él en realidad era niña. Santi Anaya ha novelado su historia en 'Mi nombre es Violeta'.

- Y dice que su hija no nació en un cuerpo equivocado...

- Yo escucho a mi hija y ella me dice que no nació en un cuerpo equivocado, que es una niña con pene.

- Y se lo dice a Nacho Vidal... ¿El pene ha cobrado ahora otro sentido para usted?

- No he reflexionado sobre el pene, la verdad. No es una reflexión que me venga a la cabeza en el día a día, je, je...

- Se lo preguntaba por lo que pueda tener de freudiano el asunto.

- Mi hija no quiere ser lo contrario que su padre, simplemente quiere ser ella misma.

- ¿Qué se le pasó por la cabeza cuando Nacho le comunicó que era Violeta?

- Al principio sentí mucho miedo.

- Hay padres cuya primera reacción es sentirse culpables.

- Yo, para nada. Porque tengo dos hijos más, han recibido la misma educación y a uno le gusta el rosa y a otro el azul fuerte. Esto no se debe a que tú hayas hecho algo malo, es simplemente que ese ser ha nacido para ser lo que es. - ¿Y a qué le tenía miedo?

- A la sociedad y sus prejuicios, al daño que le pudieran hacer a mi hija. Basta con haber ido a la escuela para saber que el 'bullying' existe.

- ¿Lo sufrió usted?

- Jamás, porque nunca me he callado. Contra mí hay muchos prejuicios pero hace tiempo que me resbalan. La vida es un ratito y hay que prestar atención solo a lo bueno.

- ¿Sus miedos hacia Violeta se han cumplido?

- No. En mi casa no ha habido ningún drama y no creo que ella vaya a tener una vida más complicada que los demás. Hoy es una niña feliz y muy popular. Es la delegada de clase. Todo el mundo la quiere, saben quién es y el cambio que ha hecho. Todo ha ido muy fluido. Supongo que en ello influye lo arropada que está.

- Creo que además saca muy buenas notas.

- Me trae sobresalientes. No entiendo de dónde ha salido. Yo suspendía hasta catequesis.

- ¿Recuerda el día que empezó a llamarla Violeta?

- Ha sido gradual. En los primeros dos años me confundía mucho con el nombre. El único que no se confundió nunca fue su hermano pequeño, León.

- ¿Por qué se fue de la asociación Chrysallis?

- Porque pensamos diferente. Yo creo que no podemos obligar a nadie a educar a sus hijos en la diversidad si no lo desean y no voy a estar abogando para que hagan una ley. Todo lo que sea obligar genera odio y yo no quiero que odien a Violeta. Recuerde lo del autobús del 'Hazte oír'. Ellos dicen que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva... No pasa nada. Yo tengo una hija con pene, ¿qué quieres que haga, que la lapide, que le dé electroshock?

- ¿Qué dicen sus parientes del Opus?

- Nada. Lo suyo es amor puro. En ningún momento hemos hablado en la mesa de si eso está bien o mal. Son personas maravillosas que adoran a su sobrina.

- ¿Y si algún día Violeta decidiera operarse?

- Pues estaría a su lado. Hoy por hoy es una niña que acepta muy bien su cuerpo. Ahora es capaz de mear en un árbol, antes no. Creo que esto tiene que ver con la aceptación. Estamos enseñando a mi hija a que la expresión 'No pasa nada' sea una de sus leyes.

- Miguel Poveda me dijo que con la paternidad para él el sexo ha pasado a un segundo plano... ¿Lo comparte?

- No. A mí no me ha ocurrido. Pero es que él canta. Y yo... no, ja, ja, ja. Yo sigo siendo muy aficionado al sexo. Con amor, siempre con amor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos