Las familias de los bebés nacidos en Ucrania por gestación subrogada exigen poder inscribir a sus hijos como españoles de origen

Familias felices vuelven a España tras recibir salvoconductos a bebés en Kiev. /Efe
Familias felices vuelven a España tras recibir salvoconductos a bebés en Kiev. / Efe

Justicia se remite a la regulación recogida en una instrucción de febrero que ya no permite inscribir a los hijos con una prueba de ADN

EUROPA PRESS

Familias de bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania se han concentrado este jueves ante el consulado español en Kiev para exigir que sus hijos sean inscritos como españoles de origen en lugar de tener que solicitar el pasaporte ucraniano e iniciar en España los procesos de filiación y adopción.

Ucrania es un país en el que no se emiten sentencias de filiación paterna, un requisito exigido para la inscripción en el Registro Civil. Ante esta situación, ha habido periodos en los que el consulado ha aceptado la presentación de una prueba de ADN que certifica la filiación paterna para acceder a la inscripción.

Desde el pasado verano, familias españolas en Ucrania han venido denunciando dificultades en el proceso para la inscripción, que se han venido resolviendo poco a poco otorgando por parte del consulado el pasaporte español a estos menores.

Finalmente, el pasado mes de febrero la Dirección General de Registros y Notariado decidió emitir una instrucción en la que se generalizaba la admisión de pruebas de ADN en aquellos países donde no existe sentencia de filiación. Sin embargo, el Ministerio de Justicia la anuló poco después y advirtió de que «perseguirá» a las agencias y establecimientos que ofrecen estos servicios y que se «lucran conduciendo a cientos de parejas a procrear en terceros países mediante esta actividad», que es ilegal en España.

La nueva instrucción de Justicia se publicó en el BOE hace un mes y a partir de entonces la única vía para salir del país la solicitud del pasaporte ucraniano del menor. Ya en España, el padre, que es el que aporta la carga genética, deberá obtener una sentencia de filiación de un tribunal español y su cónyuge iniciar un proceso de coadopción. La principal diferencia con la inscripción directa en la Embajada es que este proceso dura varios meses.

«Es una injusticia y una ilegalidad lo que se está cometiendo en esta embajada y en la embajada de Georgia, donde también se está negando la inscripción en el registro a los menores nacidos por gestación subrogada», señala Ilanit, madre de un bebé por gestación subrogada que nació hace 24 días y a la que el consulado ha negado la inscripción de su hijo en el registro.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Justicia consultadas por Europa Press se remiten a la regulación recogida en la instrucción del pasado mes de febrero.

«Estos niños son españoles de origen y merecen tener los mismos derechos que cualquier otro español desde el inicio, dando inscripción con celeridad --añade Ilanit--. Mi hijo es español, no sale de aquí con pasaporte ucraniano, imponiéndosele una nacionalidad que no le corresponde».

Según ha explicado esta madre a Europa Press, en Kiev en estos momentos hay unas quince familias afectadas con 17 bebés, aunque denuncia que la negativa también se está produciendo en Georgia, con una legislación similar a la Ucraniana para estos casos y con el agravante de que la embajada española se encuentra en Ankara, con la dificultad añadida que eso supone. Además, espera que en los próximos meses lleguen a Kiev otras 30 familias españolas con sus respectivos hijos.

Ilanit asegura que seguirán manifestándose ante la embajada y que sacar el pasaporte ucraniano, un trámite que estima dura unos tres mes, es su «ultimísima» opción. «Nos fuerzan a pedir el pasaporte ucraniano. Es nuestra últimísima alternativa --afirma--, porque a partir de los tres meses estaríamos en situación ilegal en Ucrania, nos fuerzan a salir de aquí con un pasaporte que no es el nuestro».

A su juicio, deberían recibir el mismo trato que las familias a las que hasta hace un mes se les inscribía a su hijo en el registro porque «la ley no ha cambiado», sino que se está acatando una orden de la Dirección General de Registros y Notariado que «se está saltando al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Constitución».

Además, añade que al no poder inscribir a sus hijos como españoles de origen en el consulado no pueden acceder al calendario de vacunación en España con el agravante de que en Ucrania hay desabastecimiento de vacunas desde el pasado mes de enero, según asegura. Ante esta situación, no descartan acciones colectivas como una queja al Defensor del Pueblo.

Tras la instrucción del pasado mes de febrero, el consulado de España en Kiev (Ucrania) inscribió como medida extraordinaria a los bebés de 39 familias a los que se les había denegado este procedimiento en un principio. Estas fueron las últimas que accedieron a este procedimiento.

Desde el año 2016, el Ministerio de Asuntos Exteriores desaconseja recurrir a estos procesos de gestación subrogada en Ucrania, donde la Fiscalía de este país investiga posibles casos de tráfico de menores en una clínica.

MPIN