Cuatro décadas de olas de calor

Cuatro décadas de olas de calor

Las altas temperaturas llegan cada vez antes, duran más tiempo y se muestran más intensas. Dese 1975 se han contabilizado un total de 94

I. ASENJO

'El infierno is coming'. El tuit de la meteoróloga de TVE Silvia Laplana resume de la mejor manera la ola de calor que se echa encima de España a partir de hoy miércoles. La imagen era significativa. Los mapas muestran las temperaturas extremas en la mayor parte de la Península.

La Agencia Estatal de Meteorología considera que «la intensidad, duración y extensión de este episodio de temperaturas tan elevadas» lo convierten en «excepcionalmente adverso». Analizando los datos de los últimos registros, las altas temperaturas llegan antes, duran más tiempo y son más intensas a consecuencia del cambio climático. Y es que el fenómeno es más común en julio y agosto. Desde 1975 se han contabilizado un total de 94 episodios de este tipo (57 en la península, Baleares, Ceuta y Melilla y 37 en Canarias) y, de entre todas ellas, destaca la del verano de 2012 por ser la que más número de provincias abarcó.

La de ahora sería la décima ola de las que se han producido en junio (a excepción de Canarias). Llamativo es que cinco de ellas se concentran en los últimos días años.

La ola de calor de 2012 afectó, el 10 de agosto, a 40 provincias, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que subraya que a ese año le sigue 2003, con 38 provincias los días 3 y 4 de agosto, y 1989 y 2018, con 36 provincias, los días 19 de julio de 1989 y 3 de agosto de 2018 respectivamente. En 2015 tuvo lugar la ola más larga en los años considerados, 26 días, y superó en 10 días a la de 2003.

La que comienza este miércoles no es la más madrugadora. Hace un par de años, una ola convirtió la península Ibérica en un infierno días antes de dar inicio al verano. El episodio de calor extremo más largo se experimentó a principios del verano de 2015 y duró 26 días (desde el 27 de junio al 22 de julio), mientras que el registró de la temperatura más alta de la historia en España fueron los 46,9 grados, en Córdoba.

El verano de 2017 batió el récord de número de olas de calor, con cinco episodios, uno cada 18 días, y superó así a los de 1991 y 2016, en los que se registraron cuatro fenómenos similares de altas temperaturas en cada uno de ellos.

Respecto a las Islas Canarias, la Aemet sobresale el episodio de 1976, tanto por el número total de días de olas de calor, 25, como por ser la ola más extensa con 14 día de duración (del 28 de agosto al 10 de septiembre.)

Las claves

¿Qué se entiende por ola de calor?

Uno de los principales problemas al hablar de este fenómeno es que «no existe una definición única y precisa del término» a nivel mundial, salvo que se trata de episodios de temperaturas anormalmente altas, que se alargan durante varios días y que afectan a una parte importante de la geografía. La Agencia de Meteorología la define como un episodio de al menos tres días consecutivos en el que -como mínimo- el 10 % de las estaciones meteorológicas consideradas registran valores máximos por encima del 95 % de las temperaturas más altas diarias de julio y agosto de la serie entre 1971 y 2000.

Características de estos episodios

Los valores que determinan una ola de calor son, por tanto, la duración en el tiempo, el número de provincias afectadas, la temperatura máxima registrada y la anomalía de temperatura alcanzada (la diferencia entre la temperatura en un lugar determinado y el valor medio correspondiente).

¿Qué ha provocado esta ola de calor?

Esta primera ola de calor intensa del verano viene determinada por la llegada de una masa de aire tropical continental que alcanza la península después de un extenso recorrido por el norte de África y que se caracteriza por ser muy cálida, muy seca y arrastrar polvo en suspensión.

¿Cuantas jornadas durará?

El episodio, a priori, se alargará seis días, hasta el lunes próximo, y su momento álgido se prevé que se alcance entre el jueves y el sábado con valores diurnos que oscilarán entre los 40 y 42 grados.

Anomalía de temperaturas

Los valores estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en Castilla y León, Navarra, sur del País Vasco, La Rioja, norte de Aragón y amplias zonas de Cataluña, mientras que en el valle del Ebro de zonas de Navarra, la Rioja y País Vasco lo valores se situarán alrededor de 15 grados por encima de la media.

Zonas geográficas más afectadas

Las áreas geográfica más afectadas serán el valle del Ebro y las cuencas media y alta del Tajo, Guadiana y Guadalquivir donde se espera que las temperaturas más elevadas superen los 42 grados centígrados de máxima.

Zonas menos afectadas

Las Islas Canarias, Ceuta y Melilla, así como probablemente Galicia, Asturias y Cantabria apenas se verán afectadas por esta situación y mantendrán valores más acordes a esta época del año.