El Solar Impulse II entra en el espacio aéreo chino

El Solar Impulse 2, en Mandalay /
El Solar Impulse 2, en Mandalay

Se trata de la quinta de etapa de la vuelta al mundo de esta nave, que ha pasado una semana esperando a que la condiciones meteorológicas permitiesen iniciar el trayecto

EFE londres

El avión Solar Impulse II, que busca ser el primero en dar la vuelta al globo terráqueo impulsado exclusivamente por energía solar, ha entrado en espacio aéreo chino, según informan los organizadores del proyecto a través de su cuenta de Twitter.

El aparato partió anoche de la ciudad birmana de Mandalay y espera aterrizar a primeras horas de la madrugada entre hoy y mañana martes en Chongqing, ciudad del centro de China a orillas del Yangtsé.

El suizo Bertrand Piccard, uno de los pilotos del proyecto, publicó en su microblog imágenes del actual vuelo y aseguró que llegar a China con el avión solar era un sueño que albergaban desde hace muchos años.

La aeronave, que se alimenta con más de 17.000 placas solares, partió de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) el pasado 9 de marzo con la misión de completar la vuelta al mundo en 12 etapas, que ya han incluido hasta el momento escalas en Mascate (Omán), Ahmedabad y Benarés (India) y la citada Mandalay.

Un viaje de cinco meses

En China el avión de 72 metros de envergadura pasará por Chongqing y Nankín (este del país), para después cruzar el Océano Pacífico con escala en Hawai y hacer varias escalas en Estados Unidos y Europa antes de regresar a la capital de Emiratos Árabes. Un periplo de 35.000 kilómetros que el equipo Solar Impulse espera completar en cinco meses.

Los promotores del equipo quieren demostrar que es posible volar con energía solar no contaminante a largas distancias y tanto de día como de noche, ya que las placas del aparato pueden acumular la energía necesaria para ello durante horas.