Mas recuerda la Guerra Civil para defender la consulta

El dirigente nacionalista anuncia que "convocará" la consulta para el 9-N de acuerdo a un marco legal

CRISTIAN REINOBARCELONA
Artur Mas, durante la reunión de su Gobierno. / Efe | Vídeo: Ep/
Artur Mas, durante la reunión de su Gobierno. / Efe | Vídeo: Ep

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha tendido esta mañana la mano al jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, para sentarse a hablar y llegar a acuerdos en relación al proceso soberanista. Mas, en cualquier caso, no se ha mostrado muy esperanzado de poder pactar nada con Rajoy, aunque cree que la vía dialogada se debe apurar hasta el final.

El dirigente nacionalista, que ha calificado de "tensa" la relación con el Gobierno central, está dispuesto a negociar los términos del referéndum, a pesar de que necesitaría el visto bueno de los partidos implicados, y ha situado la línea roja de la posible negociación con Rajoy en que la "decisión final la debe tener la ciudadanía". Mas no renuncia por tanto a la consulta en ningún caso y ha anunciado que convocará de manera formal la consulta, de acuerdo con un marco legal. La firma del decreto de convocatoria está prevista para el mes de septiembre. "Tengo que creer que la celebraremos de una manera u otra y pondremos toda la carne en el asador. Hay que agotar todas las posibilidades", ha asegurado. "Todos los escenarios están abiertos, pero hay uno que es fijo, ha mantenido. Y ese es que convocará la consulta para el 9 de noviembre "y a partir de aquí veremos cuál es la reacción del Estado". "No sé que hará, aunque lo sospecho, espero que entienda que queremos votar y que no hay manera de impedirlo", ha dicho.

Mas ha respondido además al ministro del Interior, que días atrás afirmó que durante las pasadas navidades había apreciado una ruptura de la convivencia en el marco de la sociedad catalana y más en concreto en el ámbito familiar por culpa del proceso soberanista. El presidente de la Generalitat le ha replicado que "lo que rompe la convivencia es no dejar votar". Para Mas, los miembros del Gobierno central, como el ministro del Interior, están instalados en los miedos y fantasmas de la Guerra Civil y los grandes problemas del siglo XX.

En relación a la carta que recientemente envió a 27 líderes europeos, el presidente catalán la ha situado en un contexto de mantenerles "puntualmente informados" de cómo evoluciona el proceso. "Sabemos que no habrá una toma de posicion explícita a favor de la consulta, pero sabemos que respetan el funcionamiento democrático de la sociedad", ha dicho. Mas, asimismo, ha aplazado la decisión sobre la posible entrada de Esquerra a su gobierno, que entiende que ahora es fuerte y estable. Sobre la coalición entre CiU y ERC para las europeas, Mas ha señalado que en tres semanas ambas formaciones deberán tomar una decisión.

Mas también se ha referido a la negociación de un nuevo sistema de financiación. "Dicen que quieren hablar de financiación", ha expresado sobre el Gobierno central. "No nos han ofrecido nada en concreto. Estamos a la expectativa, a ver qué se sacan de la manga", ha rematado. Respecto a la imputación de la infanta Cristina, se ha limitado a señalar que hay que respetar la decisión del juez y que "todo estamos sometidos al imperio de la ley".

Fotos

Vídeos