El Rey anima a pactos como el del Ulster pero cree que el caso vasco es distinto

Don Juan Carlos comentó que este tipo de logros hay que intentarlos porque, «si se consiguen, se consiguen»

C. CALVAR AGENCIAS
Don Juan Carlos conversa con Pérez Rubalcaba. / M. H. LEÓN-EFE/
Don Juan Carlos conversa con Pérez Rubalcaba. / M. H. LEÓN-EFE

El jefe del Estado explicó, durante una conversación informal en la Dirección General de la Guardia Civil con representantes de distintos medios de comunicación, que en este tipo de procesos «hay que ir con calma, pero hay que intentarlo, si se consigue, se consigue». No obstante, el Rey matizó con gestos que no existen paralelismos entre los procesos de Irlanda del Norte y de España, y evitó en todo momento cualquier referencia al diálogo del Gobierno con la banda terrorista ETA. Don Juan Carlos ensalzó la figura del primer ministro británico, Tony Blair, quien el martes afirmó que lo ocurrido en el Ulster puede servir de «lección para cualquier lugar en conflicto». El Rey mostró su agrado por las imágenes que el miércoles publicó toda la prensa mundial del 'premier' británico Tony Blair sentado a la mesa junto al unionista radical Ian Pasley, ahora ministro principal del Ulster, y el líder republicano Martin McGuinnes, viceprimer ministro. El Rey resaltó la «importancia» del nuevo Gobierno de unidad en Irlanda del Norte entre protestantes y católicos, un acuerdo que acaba con más de 40 años de violencia. En una conversación informal con periodistas en su visita a la sede central de la Guardia Civil, don Juan Carlos destacó el papel desempeñado en este proceso por el primer ministro británico Tony Blair, quien anteayer, como invitado a este acontecimiento, dijo que «aquí hay una lección para cualquier lugar en conflicto». El Rey recordó que lograr este Gobierno de unidad y, por tanto, la paz, ha supuesto un proceso que «ha costado más de diez años». El Rey comentó que este tipo de logros hay que intentarlos porque, «si se consiguen, se consiguen».

Política nacional

A continuación, rechazó pronunciarse acerca de asuntos de política nacional y respondió que él «está por encima». El Monarca visitó ayer por primera vez de forma oficial la Dirección General de la Guardia Civil, donde firmó en el libro de honor, descubrió una placa conmemorativa y recorrió una exposición de los últimos adelantos materiales y tecnológicos en materia de lucha contra la delincuencia.

Tras asistir, junto al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a una exposición del director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, el Rey elogió la labor que desempeña el instituto armado para la seguridad de los españoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos