Operación mil

El Voley Haro ampliará El Ferial para que cerca de un millar de aficionados asista al decisivo derbi contra el Grupo 2002 de Miranda de Ebro

F. CABALLOHARO
EN LA PRIMERA VUELTA. El pabellón mirandés ya registró una nutrida presencia de aficionados jarreros. / A. IGLESIAS/
EN LA PRIMERA VUELTA. El pabellón mirandés ya registró una nutrida presencia de aficionados jarreros. / A. IGLESIAS

Las entradas están agotadas desde el sábado pasado y no va a caber ni un alfiler, en un choque que se presume histórico entre el Haro Rioja y el Grupo 2002 de Miranda. Además, si las azules logran vencer certificarán por segundo año consecutivo el pase para jugar la fase de ascenso, que este año se disputará en Mallorca.

Para conseguir este hito, sólo igualado en la historia del pabellón el año pasado en el encuentro que enfrentó al Haro contra Gervasport -una semana después del de muerte de Lorena Ojeda-, los directivos jarreros han pensado en colocar dos gradas supletorias en ambos fondos de la pista.

Las gradas móviles tienen una capacidad de 150 personas cada una, con unas medidas de 2,80 metros de altura y 15 metros de longitud. También se colocarán dos filas de asientos enfrente de los banquillos, donde se sentarán todas las integrantes de las categorías inferiores del club.

La ciudad está expectante y ya se comentan los aspectos tácticos y técnicos del encuentro. Incluso se respira un cierto aire de revancha, ya que la afición jarrera tiene ganas de devolver la contundente derrota sufrida en Miranda por 3-0.

Será un duelo pasional, pero también correcto. Para que la deportividad reine sin tacha, las directivas de ambos conjuntos tendrán una comida antes del partido y los mandatarios riojalteños han proporcionado al equipo rival 55 entradas, para que algunos privilegiados puedan ver in situ las evoluciones de las suyas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos