'Kel' ofrece comprar la cosecha de oliva de La Rioja Alta de los próximos 10 años

El Grupo, con almazara en Quel, exige a los agricultores que la explotación se realice de acuerdo con sus directrices

P. J. M.NÁJERA
Antonio Torrecilla, de Asaja, flanqueado por Carlos Aldama y José Miguel Peña, del 'Grupo Kel'. / P. J. M./
Antonio Torrecilla, de Asaja, flanqueado por Carlos Aldama y José Miguel Peña, del 'Grupo Kel'. / P. J. M.

El Grupo ofrece garantía de compra de la aceituna durante unos diez años al precio del mercado. A cambio, exige que la explotación se realice bajo la supervisión de la firma y siguiendo sus directrices de cultivo.

Estas directrices se basan en las conclusiones extraídas de un proyecto de I+D que lleva a cabo la Universidad de La Rioja en la finca 'El Espartal', de Quel, perteneciente a este grupo alimentario. Ésta es la mayor explotación olivarera riojana, con 500 hectáreas y 400.000 árboles en régimen de cultivo superintensivo. El aceite producido se comercializa bajo la marca 'Lectus' y está amparado por la Denominación de Origen Protegida Aceites de La Rioja.

El profesor de Ingeniería Agroforestal de la UR José Miguel Peña relató a los agricultores el trabajo llevado a cabo en 'El Espartal' desde el 2001 y las conclusiones de los estudios del método superintensivo «que está revolucionando el cultivo». Peña reconoció que el aceite de oliva es «un tema de moda». Recordó que los olivos han estado siempre presentes en La Rioja aunque no se habían considerado rentables. «Ahora sí es rentable», dijo, y lo atribuyó a una «mecanización casi integral», principalmente en la recolección. Añadió que la mayor parte de la maquinaria es compatible con otros usos e incluso la recolección puede realizarse mediante vendimiadoras.

Por contra, reconoció que la inversión inicial es importante, de 9.000 a 12.000 euros por hectárea, incluyendo el riego. A pesar de ello, reconoció que es un cultivo con una «muy rápida entrada en producción», remarcando que, en dos años, se consigue una «producción bastante decente», que es «relativamente alta y constante» a lo largo de la vida del olivo. Esta producción se concreta en una media de entre 7.000 y 10.000 kilos por hectárea.

'Kel' exige organizar la recolección y decidir la fecha adecuada ya que ésta incide en la calidad. También pide a los agricultores que sigan unas pautas marcadas en cuanto a trazabilidad, seguridad alimentaria y empleo de productos fitosanitarios. Peña añadió, en este punto, que el ataque de insectos y de enfermedades es poco importante en los olivos. De igual manera, la firma pidió a los agricultores que aporten «superficies económicamente viables».

Ante las preguntas de los agricultores, Peña estimó que las heladas «no serán un factor limitante» para el cultivo en La Rioja Alta. Sí puede serlo la altitud, según admitió, ya que por encima de los 750 metros el ciclo de maduración es más largo. Peña explicó también el sistema de riego por goteo implantado en 'El Espartal' y habló de las diferentes variedades cultivadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos