Cuatro nuevos competidores revolucionan el mercado del móvil

Carrefour, Yoigo, Happy Móvil y Euskaltel calculan que pueden captar cien mil clientes durante la campaña navideña El Corte Inglés, La Caixa, Iberdrola y la aerolínea Easyjet aguardan su turno para entrar como operadores móviles virtuales

J. A. B.COLPISA. MADRID
Un trabajador monta un cartel publicitario de Siemens. / NIETFELD-EFE/
Un trabajador monta un cartel publicitario de Siemens. / NIETFELD-EFE

El 'oligopolio' que, según la CMT, habían instaurado en la práctica los tres principales operadores -Telefónica (una cuota del 48,5% al cierre del verano pasado), Vodafone (32,5%) y Orange, antigua Amena (19%)- empieza a ver removidos sus cimientos, aunque su preocupación es aún bastante relativa. El motivo es que, según sus estimaciones, aún con la suma de todos los OMV apenas cederían un 8% del mercado al final de la presente década -se estima que a finales del 2007 aquellos ronden el medio millón de clientes-, y mientras tendrán la oportunidad de revenderles su capacidad sobrante y rentabilizar aún más sus importantes infraestructuras de comunicación.

La clave de esa simbiosis entre empresas competidoras reside en que los operadores virtuales carecen de red propia, de modo que su negocio pasa por comercializar servicios a través de infraestructuras (redes y antenas) alquiladas a terceros. Orange se ha mostrado hasta ahora la más activa para adaptarse a los nuevos tiempos, al firmar acuerdos con sendas cadenas de distribución: Carrefour (generalista) y The Phone House (especializada en telecomunicaciones). El grupo francés de hipermercados se estrenó en el mercado a finales de octubre y desde entonces ha captado cerca de 20.000 clientes, cifra que espera duplicar al cierre de este ejercicio.

Simple, pero directa

La oferta de Carrefour Móvil es tan simple como directa: todas las llamadas a cualquier operador nacional, fijo o móvil, por 15 céntimos el minuto y los mensaje de texto (SMS) a 13 céntimos. Por ahora solo ofrece tarjetas prepago (en enero llegarán los contratos), que se pueden recargar en todos sus centros (incluidos los de su filial Dia) y en los 12.000 cajeros de la red 4B. Happy Movil, la firma que ha creado la cadena The Phone House, verá la luz la próxima semana y su objetivo son los cuatro millones de inmigrantes que viven en España. Y es que sus tarifas internacionales serán hasta un 80% más baratas que la mayoría, hasta el punto de que, por ejemplo, llamar a China resultaría hasta tres veces más asequible que hacerlo al vecino (0,15 euros).

Un 'reestreno'

Euskaltel, que en los últimos años había explotado el negocio de telefonía móvil en el País Vasco gracias a su acuerdo con Amena, se 'reestrena' mañana como OMV para recuperar los clientes que tenía en su antigua red. No es, por tanto, un nuevo competidor al uso, sobre todo porque de momento no saldrá de su comunidad autónoma. Yoigo (antes conocida como Xfera, propiedad de la sueca TelliaSonera y el grupo ACS) sí lo es, entre otras cosas porque va a explotar la cuarta licencia de operador tradicional tras más de cinco años de retrasos. Sus precios, muy competitivos, serán de 12 céntimos el minuto de conversación y 10 el SMS, si bien cobrará una cuota mínima de seis euros a sus clientes de tarjeta prepago, hagan o no llamadas.

Los siguientes en pugnar por un 'trozo de la tarta', según las previsiones del sector, serían El Corte Inglés (que desde hace meses tiene pactado un preacuerdo con Movistar pero no termina de concretarlo), La Caixa y la aerolínea de bajo coste Easyjet (que saldría con su operador Easygroup, que ya funciona en Alemania).

La eléctrica Iberdrola también tenía esos planes, pero podría reconsiderarlos para centrarse en su última adquisición energética (Scottish Power). En total, la CMT ha recibido hasta ahora más de 170 solicitudes para el mercado virtual, pero la mayoría se quedará en el camino.