Licitada la obra de la presa Soto-Terroba con previsión de que concluya en el 2009

El embalse pretende garantizar el agua de boca a la cuenca media y baja del Leza, ampliar el regadío y potenciar el turismo

LA RIOJALOGROÑO

Las finalidades que se persiguen con el nuevo embalse son consolidar los riegos existentes hasta las 1.253 hectáreas, reservar abastecimiento de agua para las poblaciones del curso bajo, laminar avenidas fluviales y garantizar un caudal en el río que permita paliar el déficit en los meses de verano.

Al hilo de esta licitación, el delegado del Gobierno en La Rioja, José Antonio Ulecia, afirmó que «los trabajos comenzarán en 2007 y finalizarán en 2009».

Explicó que el embalse está dentro del Programa Agua del Ministerio «con el que quiere garantizar la disponibilidad de agua para todo el territorio español y su calidad». En este sentido, recalcó que la presa permitirá «un suministro de calidad aguas abajo de la presa, sobre todo en la localidad de Ribafrecha; y la calidad de estas aguas, que ahora es deficiente por problemas de sales». Respecto a los riegos, apuntó que se consolidarán regadíos, especialmente en Murillo y Agoncillo.

Además, el delegado apuntó otras posibilidades «como el nada desdeñable aprovechamiento hidroeléctrico, en estos tiempos de apuesta por las energías limpias»; y el interés «en lo turístico para una comarca como el Camero Viejo, que necesita estas iniciativas para frenar su despoblamiento y fijar la población».

Tras conocer la licitación, la senadora riojana por el PP, Paloma Corres, aseguró que la presa de Soto-Terroba «se licita con dos años y medio de retraso por la dejadez del PSOE». Ulecia apuntó al respecto que «no ha habido ningún retraso, salvo lo derivado de este proceso administrativo, que ha sido perfectamente llevado».