Mínguez se ratifica

Jurgen Jabato, también del Lubeko, ganó la última etapa y ascendió al podio

CARLOS FERRERLOGROÑO
El gran vencedor, Miguel Mínguez, flanqueado por Jon Aberasturi (2º) y Jurgen Lobato (3º). / E. DEL RÍO/
El gran vencedor, Miguel Mínguez, flanqueado por Jon Aberasturi (2º) y Jurgen Lobato (3º). / E. DEL RÍO

No era para menos, porque tuvo que luchar hasta el final. Lo mismo que su compañero Jurgen Jabato, que fue el vencedor de la etapa, su victoria número nueve en la temporada, que además le dio el tercer puesto de la general.

Jabato saltó junto a Ricardo García (Aranako), Adolfo Vicente (Selección Galicia) y Alberto Baños (Selección Murcia) a cinco kilómetros de la meta y los cuatro lograron 19 segundos sobre el grupo en el que estaban los primeros clasificados, consiguiendo el de Lubeko subir al podio.

¿Cómo subió Oliveira!

Pero no fue todo tan fácil para los vencedores de la jornada de ayer, que tuvo en Nelson Oliveira (Dulce Textil) al gran animador de la etapa, porque fue el que le dio el aliciente necesario para que resultara espectacular.

Hasta que comenzó la subida a La Rasa, juez inevitable, hubo varios intentos de fuga, se formaron grupos por delante, pero todo se decidió en las primeras rampas de ese durísimo ascenso. Tiraron por delante Oliveira, Sardá (C. Quintana), Mariño (Sel Galicia), Martínez (Sel. Murcia), Vicente (Sel. Murcia) y Peña (Isidoro San Justo), quedándose enseguida otros dos que iban en el grupo, Legasa (C. Sancho) y Jabato (Lubeko), éste para ayudar al líder, que iba en el tercer grupo.

A la altura de Muro, Oliveira dio la estocada, dejando de rueda a sus compañeros de fuga, y marchándose a coronar en solitario el Alto, mientras que por detrás se formaba un grupo en el que ya estaba el líder y los mejores de la clasificación.

Oliveira, con un pedalear suave y seguro, llegó a ser líder virtual, porque coronó con 1:13 de ventaja sobre sus perseguidores , e incluso mantuvo su ventaja en el descenso, pero a partir del alto de Tómalos, los de atrás comenzaron a reducir distancias.

Tiraban a fondo los dos 'Lubekos, Mínguez y Jabato, apoyados también por los 'Aranakos', Aberasturi y García, mientras que los ocho restantes seguían muy atentos las evoluciones de éstos.

Adiós al sueño

Y en Panzares, el grupo engulló al joven Oliveira, que no pudo, él solo, mantener su ventaja en un terreno que no le era nada propicio, y tuvo que decir adiós la sueño que se había forjado, de ganar.

Una vez los catorce primeros pasaron por Alberite, empezaron los abanicos, las intentonas, hasta que poco antes del cruce de Lardero, el gallego Vicente pegó un latigazo, al que sólo pudieron responder García, Baños y Jabato.

Los cuatro fueron aumentando su ventaja poco a poco, mientras que por detrás ya no se pusieron de acuerdo para abortar la escapada.

Y en ese grupo, ayer sí, estaba el primer riojano, Adrián González (Viña Ijalba), que en la etapa más dura se metió entre los mejores. «Hoy me he encontrado muy bien y he aguantado el ritmo de los primeros. He terminado muy contento», decía nuestro mejor representante en la ronda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos