Corta, pero exigente

Hoy comienza la Vuelta Júnior con la etapa Islallana-Nalda

CARLOS FERRERLOGROÑO

El esfuerzo final, en el ascenso hacia Nalda, de un kilómetro de recorrido es muy duro, de una gran exigencia y, además, se inicia a una escasa velocidad, al empezar después de una curva de noventa grados hacia la derecha.

El recorrido, es ciertamente sinuoso, con salida en el puente de Islallana sobre el río Iregua, con paso por la carretera interior de los chalets, hasta llegar a esa ascensión hacia Nalda.

La meta estará situada, como en años anteriores, en la plaza de la localidad, después de una doble y sinuosa curva cuesta abajo, en la que los corredores entran a gran velocidad.

La salida del primer participante se va a producir a las cinco y cuarto de la tarde, y habrá que esperar a las siete para ver al último corredor de cada equipo, que, habitualmente, suele ser el más fuerte y el que pueda convertirse en el primer líder de la prueba. Ahí se empezará a conocer a los favoritos al triunfo final.

Fotos

Vídeos