El «peligro latente» de las anfetaminas y las pastillas

A. S.LOGROÑO

No es una suposición, sino una certeza. Los expertos riojanos han descubierto que un importante segmento de población entre 45 y 55 años sufre ahora trastornos de personalidad y baja autoestima. Las causas deben buscarse en la proliferación del uso de anfetaminas en los años 80 entre personas que entonces rondaban la treintena y necesitaban 'ayuda' para cumplir con sus obligaciones personales o sociales. «En aquel momento, e inmediatamente después, no sufrieron las consecuencias de las pastillas que tomaron, pero las enfermedades psicológicas han llegado con el tiempo», concluye Iván Santolalla.

Los expertos advierten de que las consecuencias del éxtasis aparecerán en los consumidores antes incluso que las de las anfetaminas, y de una manera más dañina. De hecho, ya empiezan a acudir a las consultas médicas pacientes que consumieron drogas de diseño hace ocho y diez años.