'Los monjes olvidados', un recorrido histórico por monasterios riojanos

'Los monjes olvidados', un recorrido histórico por monasterios riojanos

La actividad se desarrollará durante los sábados 3, 10, 17 y 24 de noviembre y partirá de Logroño en dirección al Monasterio de Suso

LA RIOJA

La nueva ruta turística 'Los monjes olvidados' es un recorrido histórico por los monasterios riojanos, que ayudará a comprender la importancia adquirida por algunos de estos enclaves durante la Alta Edad Media Hispana.

Esta ruta marida los principales recursos turísticos de La Rioja, como son sus paisajes, su vino, su gastronomía y su cultura, alrededor de tres hitos: los monasterios de Suso, en San Millán de la Cogolla; y Santa María La Real, en Nájera; y Bodegas Vinícola Real, en Albelda de Iregua.

«Los monjes olvidados» se desarrollará durante los sábados 3, 10, 17 y 24 de noviembre, partirá de Logroño en dirección al Monasterio de Suso, Patrimonio de la Humanidad y «cuna del español».

El director general de Cultura y Turismo del Gobierno riojano, Eduardo Rodríguez Osés, y la responsable de Enoturismo de Bodegas Vinícola Real, Sara Arambarri, han presentado hoy, en una rueda informativa recogida por EFE, esta nueva ruta turística, diseñada como una experiencia de enoturismo cultural.

«Esta nueva ruta rescata del olvido a los monjes amanuenses, autores de los códices Albeldense (976) y Emilianense (992), obras cumbre en el arte de la miniatura medieval», ha subrayado Rodríguez Osés.

La visita continuará en el Monasterio de Santa María La Real, considerado uno de los panteones reales más destacados de España y en cuyo interior descansan algunos de los Reyes de Navarra que favorecieron el esplendor monástico en La Rioja.

Los turistas, en Bodegas Vinícola Real, podrán admirar un facsímil del Códice Albeldense o Vigilano, escrito en el año 976 en el scriptorium del desaparecido monasterio de San Martín de Albelda y cuyo original está guardado en la Real Biblioteca de San Lorenzo de El Escorial.

Ha explicado que la previsión es que la ruta completa, que «no dejará indiferente», dure unas ocho horas y los participantes estarán acompañados por una guía oficial de La Rioja, quien ofrecerá información turística de interés.

Arambarri ha avanzado que parte de los ingresos que generará esta nueva ruta turística se destinará al trabajo que desarrolla la Asociación Cultural para la Historia de Albelda, por lo que los participantes en «Los monjes olvidados» se convertirán en «micromecenas».

Entre las actuaciones de esta Asociación figura la recuperación de las cuevas excavadas entre los siglos V y X y que pudieron servir de refugio para la población, de almacén de alimentos o graneros rupestres y de celdas o escritorios de monjes ermitaños antes de la construcción del Monasterio de San Martín en el siglo X.

Bodegas Vinícola Real ha firmado un acuerdo con esta Asociación para colaborar en su proyecto de investigación para la recuperación y conservación del llamado Scriptorium de Albelda.

También se ha referido al fomento de nuevos modelos entre las administraciones y las empresas privadas para avanzar en la sostenibilidad del turismo en el ámbito del enoturismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos