UN DESTINO FAMILIAR

El Barranco Perdido es un destino con alto atractivo familiar, pero abierto también a todas las edades y tipos de visitantes. De los 33.284 visitantes que disfrutaron sus instalaciones en el 2017, un 2,8% más que en la anterior, el público familiar supuso el 72,02%; el grupo por edad más presente fue quienes tienen entre 30 y 50 años, que supusieron el 53,82% del total.

Desde ese espíritu, las instalaciones del Barranco Perdido están pensadas y adaptadas para el disfrute de todas las edades. También de los vecinos de Enciso, que tienen sus piscinas como el lugar preferente recreativo durante estos meses calurosos de verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos