El camino de los lobos

El camino de los lobos

Life is Strange 2, un juego distinto que te invita a participar en una película interactiva

JUANJO BILBAO

Life is Strange 2 ofrece algo casi totalmente diferente a lo que solemos encontrar actualmente en el mercado. Aquí no hay superhéroes que deban enfrentarse a hordas de villanos, ni tampoco existen carreras o partidos que ganar, o enemigos que matar en un escenario multijugador. No. Esto va de otra cosa. Concretamente, de formar parte de una película interactiva que controla el jugador. Éste decide todo, desde hablar con los diferentes personajes a explorar cada detalle presente en los escenarios. El jugador elige el ritmo de la narración y las conversaciones con los personajes harán evolucionar la historia en uno u otro sentido.

Pocos títulos como 'Life is strange 2' proponen una aventura gráfica pausada, plena de detalles, dilemas y decisiones morales, con un ritmo alto en la toma decisiones y que, si acaso, recuerda a lo visto este año en otra más que acertada obra como 'Detroit Become Human'.

'Life is strange 2' se apoya en un guión sólido y emotivo, que cuenta una historia cotidiana, protagonizada por dos niños, dos personajes, que invitan sin remedio a conocer más de su historia, a que el jugador siga adelante. Simplemente, atrapa. La fotografía y localizaciones son exquisitas y cuidadas al máximo. Tanto que en muchas ocasiones, el jugador querrá guardar capturas de pantalla por la belleza y la luz de las escenas. También el apartado musical es otra delicia, con una selección principalmente 'indie', que no hace más que sumar a un estilo que emociona. Entre todos estos detalles tan cuidados, no se incluye el doblaje. Todos los diálogos están en inglés, aunque los menús y subtítulos sí los encontramos en español. Esto puede ser una barrera para algunos, pero la experiencia del título queda intacta sin el doblaje.

Más

Dontnod Entertainment ha creado un universo alrededor de la marca 'Life is Strange' que aglutina millones de seguidores por todo el mundo. Y no es para menos. Se trata de juegos divididos en capítulos, un sistema curioso, ya que el lanzamiento está fragmentado de inicio, teniendo que esperar al resto de episodios para saber, como en cualquier serie de televisión, cómo sigue la historia.

Y es que todo está conectado con una exquisitez increíble y, aunque ésta es una historia distinta y con nuevos protagonistas, al comenzar 'Life is Strange 2' el juego pregunta al usuario si ha jugado al primero. Mientras tanto, los guiños a la primera entrega son constantes, con lo cual, el jugador que haya conocido el anterior disfrutará más, sin duda, de este segundo episodio.

En esta segunda entrega, los protagonistas serán dos hijos de inmigrantes mexicanos, Sean de 16 años y Daniel de 9, que llevan una vida de lo más normal en Seattle, de donde se ven obligados a huir tras un incidente que provoca que sean buscados por las autoridades policiales. Con cuatro cosas en una mochila, emprenden un viaje hacia la frontera de México. Su destino, la localidad de Puerto Lobos, donde su padre tiene un terreno. Tan arraigado está el concepto de los lobos, debido a su origen latinoamericano, que se hacen llamar los Lobos Díaz.

Sin apenas dinero, ni comida ni recursos, el viaje de nuestros protagonistas no será fácil. El jugador tendrá que cuidar de sí mismo y de su hermano de 9 años, llevando al extremo el papel de hermano mayor. Y es que Daniel se fijará en todas y cada una de nuestras decisiones que, por otra parte, no serán fáciles y habremos de acostumbrarnos a vivir con ellas. Además, habrá un montón de situaciones dinámicas donde interactuar con él, como ayudarle a saltar un tronco o jugar con él.

El título hace hincapié en otros temas, como el racismo o la pobreza, con el objetivo de empatizar más aún con los personajes. Sin duda, una segunda entrega que engancha y que evoca unas sensaciones normalmente reservadas a un buen libro o una buena película.

 

Fotos

Vídeos