El Joventut regresa a la élite

El club badalonés gana la Copa FIBA tras superar al Khimki ruso

DAVID ÁLVAREZ.KIEV
El Joventut regresa a la élite/
El Joventut regresa a la élite

El conjunto badalonés descubrió muy rápido que el cuadro ruso le iba a dar las mismas facilidades que el Kiev. El equipo español tuvo la suficiente vista como para que las bajas bajo los aros con las que llegaba a la Final a Cuatro, las de Aloysius Anagonye y Yesse Young, sólo le pesaran con el partido ya resuelto y que las eliminaciones de Andrew Betts, Archibald y Flis sirvieran únicamente para que Pau Ribas y, sobre todo, Henk Norel, inéditos hasta entonces en Ucrania, dispusiesen de algunos minutos de gloria.

El equipo de García Reneses tardó tres minutos en anotar sus primeros dos puntos y, poco más tarde, la diferencia era ya de siete puntos (9-2), pero fue superior en cada uno de los cuatro cuartos.

El mayor quebradero de cabeza en la primera mitad era el de las dos faltas que acumulaban sus pívots, Robert Archibald y Andrew Betts, pero ello no mermaba la superioridad badalonesa. Sin embargo, Rudy Fernández, poco activo en el inicio de partido, apareció antes del descanso para situar una máxima de trece puntos en el marcador (30-43) con la que el Joventut se fue a los vestuarios.

El Khimkhi intentó apretar en la reanudación, pero cada intento de recortar diferencias obtenía una respuesta en forma de triple, unas veces de Bennett y otras de Mumbrú o Paco Vázquez, hasta culminar en una máxima de veinte puntos (39-59, min.27).

En el cuarto periodo se llegó a los treinta puntos (54-84, min.35) y las eliminaciones de Archibal y Flis sólo sirvieron para que los jóvenes Pau Ribas y Norel se sintieran partícipes de un triunfo que devuelve a Badalona a lo más alto del baloncesto europeo.