LA VISITA DEL REY

MANUEL ALCÁNTARA

No hay que adelantar acontecimientos. Ellos se precipitan por su cuenta, mientras Pedro Sánchez anuncia que su propósito es agotar la legislatura, antes de que nos agotemos todos los españoles. El presidente del Gobierno ha confirmado que acompañará el Rey en Barcelona el próximo día 17 en los actos de homenaje a las víctimas, pero siempre que los independentistas catalanes no insistan en amargarle el aniversario. Ahora se va a cumplir un año, pero el volandero tiempo nos hace creer que han transcurrido muchos más. Los dirigentes separatistas, disfrazados de independentistas, vienen mostrando su hostilidad a Felipe VI, a pesar de que Sánchez lo haya calificado como representante legítimo de una Monarquía «renovada y ejemplar». ¿Cómo será recibido si pasea por Las Ramblas?

El jefe del Ejecutivo ha vuelto a rechazar las otras vías judiciales con Cataluña, pero con una condición: que los que aspiran a irse no se impacienten. Se va a cumplir un año y la vida, que pasa en un vuelo, según dicen los que no tienen las alas quemadas, sigue luchando contra la presión migratoria y en el mando de ésta, que será único, habrá un general de la Guardia Civil, lo que siempre es una garantía. Ya en tiempos pasados se recurrió a una solución semejante, pero como no solucionó nada habrá que insistir en la misma, ya que no hay otras nuevas y las que hay se han quedado muy antiguas. ¿Cómo acogerá Barcelona a su egregio visitante? Media Cataluña no se siente española y la otra media lo que siente es pertenecer a ella. España es uno de los sitios donde vino al mundo, que a nadie le dieron a escoger. Ni siquiera a los más patriotas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos