Violencia que no cesa

En pleno debate por la postura de Vox sobre la Ley de Violencia de Género en Andalucía, ayer era asesinada la primera víctima de esta lacra del año recién iniciado en Laredo (Cantabria). Una mujer de 26 años moría apuñalada por su expareja, de 29, en proceso de separación. Ni el asesino tenía antecedentes ni la joven había reclamado protección. La hidra del machismo comenzaba a actuar pronto en 2019, como si quisiera contrarrestar la noticia de que 2018 ha registrado el menor número de asesinadas por su pareja en 15 años. Pese al descenso, que puede interpretarse con prudencia en el sentido de que las medidas que se adoptan están teniendo efecto, las cifras son dramáticas: el año pasado 47 mujeres murieron y 39 niños quedaron huérfanos por la violencia de género. PP y Ciudadanos han reaccionado con firmeza frente a las inaceptables pretensiones de Vox en Andalucía. No se entendería la menor claudicación en este asunto sensible. Como no se entiende la lentitud exasperante de los tribunales en cerrar el caso de 'La Manada', cuyos miembros siguen en libertad. La ley se está cumpliendo, pero nada justifica tanta demora en conseguir la firmeza de sentencias tan trascendentes.

 

Fotos

Vídeos