Menos turistas

Tras años de subidas, España pierde turistas. En julio viajaron a nuestro país 9,98 millones de extranjeros, un 4,9% menos que en el mismo mes de 2017. Es la mayor caída interanual desde 2009. El descenso, causado sobre todo por la renuencia de británicos, franceses y alemanes, se ha debido a la recuperación de otros mercados como Túnez, Egipto o Turquía, con ofertas imbatibles (la devaluación de la lira turca será a corto plazo un fuerte incentivo). Además, los expertos citan el tiempo cálido en el centro y el norte de Europa, y por supuesto el conflicto catalán no ha ayudado (el primer destino de España, Baleares, que capta al 24,4% del total, ha caído un un 2,2%, en tanto el segundo, Cataluña, que recibe al 23,9%, ha bajado un 6,7%). El Gobierno ha quitado hierro al descenso, y ha aprovechado para propugnar un negocio turístico en que prime la calidad sobre la cantidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos