Transporte y convivencia

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña tumbó la normativa del Área Metropolitana de Barcelona para limitar el número de licencias VTC al considerar que «contiene importantes restricciones a la competencia». Los taxistas de la ciudad decidieron ir a la huelga y exigen que se mantenga el criterio de una licencia VTC por cada treinta taxis. Compañeros de toda España -también en La Rioja- han secundado el paro y hoy Fomento iniciará negociaciones con los taxistas. El asunto es complejo porque, evidentemente, los derechos adquiridos por el sector, totalmente intervenido hasta hoy, no pueden ser violentados de la noche a la mañana. Hay intereses legítimos y puestos de trabajo en juego. Sin embargo, el mundo está cambiando y el progreso no puede detenerse. El papel de las administraciones consiste en armonizar derechos, en conseguir acuerdos razonables y en dar preferencia a las necesidades de la ciudadanía, la principal afectada por estas huelgas. Una fiscalidad equitativa, los consensos conseguidos con imaginación y la gradualidad en los cambios pueden ser valiosas herramientas de concordia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos