Siniestralidad vial

Por segundo año consecutivo, se ha incrementado el número de fallecimientos por accidentes de tráfico en nuestra red vial. A estas alturas de 2017, ya se han alcanzado las 1.161 muertes contabilizadas el año pasado, que a su vez registró más víctimas que el anterior. Y aunque nos movemos en niveles de siniestralidad relativamente bajos -especialmente en comparación con los previos al carné por puntos-, es evidente que no podemos conformarnos. Sin duda la DGT tiene todavía un margen de actuación sobre los conductores para reducir las imprudencias (sobre todo, alcohol y drogas). Pero parece que ya es hora de actuar también sobre otros factores, como el estado del parque móvil y de las vías. El envejecimiento del parque móvil es un hecho: la media de edad es de aproximadamente 12 años. De otra parte, continúa habiendo en la red viaria numerosos puntos negros, que desaparecerían si se dispusiera de recursos suficientes. Sólo la actuación en estos campos, además de mantener la presión sobre los conductores y reforzar su aprendizaje, podrá incidir positivamente sobre las negras estadísticas.

 

Fotos

Vídeos