NUESTRA SEÑORA DE VICO

NUESTRA SEÑORA DE VICO
MANUEL RUIZ HERNÁNDEZ

Recientemente, en estas páginas, hemos leído la demolición de la antigua bodega cooperativa Ntra. Sra. de Vico, de Arnedo, y nos vino a la memoria una época en la que profusamente catábamos vinos tintos nuevos de todo el ámbito de la DOC Rioja.

Y a pesar de las distancias percibíamos en la copa similitudes curiosas hasta poder confundir vinos de origen distante aunque todos de tempranillo.

Exponemos tres casos que se nos grabaron.

Arnedo/Briones. - Conociendo ampliamente los tintos de despalillado de Briones y de Villalba nos sorprendió la similitud a la cata con los de Arnedo de la Bodega Cooperativa Ntra. Sra. de Vico. La similitud era en aroma, color y sensación bucal.

Ya en el ámbito de los tintos de maceración carbónica, encontramos una gran similitud entre los tintos de Elciego y los de Uruñuela.

Y también en el ámbito de maceración carbónica, encontramos similitud a la cata entre los tintos de Cárdenas y los de Salinillas de Buradón.

Es interesante considerar que estos seis hábitats no son idénticos y, sobre todo, dispares los suelos.

Todo esto nos hace meditar que todavía existen razones en el origen que desconocemos.

Cuando en 1986 recibimos en San Millán la Medalla de Oro de La Rioja fue porque «habíamos puesto orden» en la idea de los factores de calidad del vino de Rioja.

Ante la idea de ser todo suelo igual, logramos establecer diferencias.

Ante la idea de ser todas las uvas de las viníferas iguales por redondas, dimos la clave íntima, las enzimas, para discernir sus posibilidades para la crianza.

Y ante una gradación climática de semiárido a semihúmedo, expresamos el valor cambiante de los vientos dominantes.

A pesar de este esfuerzo diferenciador hemos expresado ahora aquí curiosas similitudes detectadas en la copa que nos hacen ver la necesidad de no cejar en el conocimiento del origen de nuestras uvas sobre el esquema clásico de factores de calidad.